“Los mayas, voces de piedra”: un libro que quiere solucionar mitos

POR EDGAR Rodríguez Cimé

Portada del libro Los mayas, voces de piedra

Portada del libro Los mayas, voces de piedra

Uno de los mitos más difundidos sobre la antigua civilización maya se refiere a su supuesta “desaparición en el año 900 después de Cristo”, cuando en realidad solamente se trata “del colapso de la Alta Cultura de las clases hegemónicas”, como aclara el nuevo libro Los mayas: voces de piedra, coeditado por Turner, Ambardiseño y la Universidad Nacional Autónoma de México, presentado apenas hace unas lunas en la Casa de América, en la ciudad de Madrid.

             Debido a factores todavía hipotéticos, al producirse el fin de la hegemonía gobernante, con la consiguiente interrupción de productos creados por la Alta Cultura, “el pueblo abandonó las ciudades más poderosas de las Tierras Bajas del Sur, asumiendo una forma de vida más sencilla, aunque todavía permaneció gente viviendo en las urbes de las Tierras Bajas del Norte”.

En este escenario histórico, antiguas urbes como Uxmal, Mayapán y Chichén Itzá “tomaron el relevo y el gran público desconoce que algunas ciudades mayas precolombinas con templos, palacios, pirámides y escritura jeroglífica sobrevivieron a la Conquista hasta 1697, o sea casi todo el siglo XVIII”, como señala la editora Alejandra Martínez de Velasco.

Asimismo, aclara tajantemente que “en realidad la cultura maya permanece viva en países como Méjico, Guatemala y Honduras”. Además, resaltó, este libro contiene nuevas aportaciones como “la confirmación de que su escritura jeroglífica era de naturaleza monosilábica”, cuyo primer desciframiento fue hace sólo seis décadas por el epigrafista ruso Yuri Knorosov, por lo cual el Centro de Estudios de Epigrafía Maya lleva su nombre.

A pesar de estar conceptualizados entre las cinco civilizaciones antiguas más importantes del mundo oriental y occidental, junto con Roma, Grecia, Egipto y China, y siendo “una de las civilizaciones más complejas y fascinantes de Mesoamérica”, han surgido en torno a ellos, a lo largo de los siglos, algunas leyendas y mitos que distorsionan la naturaleza de un pueblo con vocación de conocimiento.

¿Fueron los antiguos mayas un pueblo guerrero? ¿Practicaban los sacrificios humanos como otros pueblos de Mesoamérica? ¿Cómo ocurrió la fragmentación de sus grupos como pueblo civilizado?, ¿Todos los pueblos mayas estudiaban el universo?, son algunos de los enigmas que despeja el contenido de este texto con aportaciones de más de 300 especialistas: epigrafistas, historiadores, antropólogos, lingüistas y arqueólogos.

Concluyendo, esta joya literaria con las últimas aportaciones de las ciencias antropológicas “aborda la religión, arquitectura, astronomía, rituales, símbolos, y estructura social, así como el auge y la caída de la etapa clásica de los pueblos mayas antiguos”.– Contacto del autor (Colectivo cultural “Felipa Poot Tzuc”)

Top