Campesinos de Xoy: “Siempre hemos estado solos”

POR BERNARDO Caamal Itzá, agrónomo y comunicador maya

Ejidatarios de Xoy

Ejidatarios de Xoy

De los años que llevamos aquí en la comunidad –nos comparten campesinos de Xoy (Peto)–, más de 50 años viviendo aquí, no he visto a un político que realmente nos acompañe en la gestión y en el trabajo para mejorar el campo; es más: observas que se aprovechan de tu condición de analfabeto, en que no conoces bien el castellano, y te hacen firmar convenios que ni siquiera verificas, que es así como dicen ellos, y te confías de ellos…

–¿Que necesitas? –me dijo casi en tono violento hace unas semanas en mi domicilio el director del centro coordinador indigenista de Peto, Rudy Coronado – nos compartió el humilde campesino de Xoy.

–¡Yooo! Tengo muchas necesidades…

–¡Por qué declaraste eso en la prensa –me cuestionó el funcionario sobre señalamientos míos de la situación del campo de Xoy y de la población.

–Pero si lo que he dicho a la prensa es sobre las necesidades de los otros campesinos, y que todos estamos pasando: no hay trabajo, los proyectos no existen, solo se le aprueba a los cuates, en realidad estamos al garete.

-Es que… viene el diputado federal a traer unas despensas (me confió).

–Pues no es conmigo amigo, es con el comisario ejidal – y lo invité a que fuéramos a la casa de la autoridad ejidal, y en el camino le expliqué.

“Perdimos la cosecha y ya pedimos por todos lados y nadie nos hace caso; en nuestro caso no solo es lograr la producción… Si llegaras a vivir como nosotros, en donde nadie te hace caso, te piden papeles y papeles, te hacer dar vueltas y te prometen y te prometen, al final no llega nada. Luego si obtenemos buenas cosechas, nos los compran barato, y es cuando te das cuenta que siempre estamos solos”

Mientras le decía eso a Coronado, llegamos a la casa del comisariado ejidal G.Ch.Ch y de lejos vio la situación de la casa de la autoridad ejidal, con algunos huecos en el techo, y fue cuando salió el dueño del lugar a quien le dijo:

-Mare, tiene huecos el techo de tu casa, si quieres te puedo apoyar con unos 200 a 300 huanos.

-¡Señor! Si todo el techo de mi casa está mal –le señaló el comisario– para reparar, es todo el techo.

Y el comisario lo hizo pasar y vio cómo vive. El techo de la casa lleno de huecos por todos lados y su reparación sería todo el techo y con un costo superior a los 2,000 pesos.

Sigue narrándome mi amigo: “El funcionario federal solo se rascó la cabeza y se coordinó con el humilde campesino sobre la forma de organizar la visita del diputado. Lo que observé es que hubo un ligero cambio en su actitud, y fue cuando tuve la oportunidad de observar que muchos funcionarios no conocen la realidad del campo y ellos piensan que somos flojos y que solo lloramos por nuestras perdidas.

Ahora quieren nuestras tierras, nos dividen con despensas para dividir la opinión de los campesinos, saben que la cizaña es buena para dividirnos y que ellos al final ganen y es cuando entre todos los campesinos reflexionamos ¿Y los maestros que están en nuestro pueblo? De inicio ellos fueron a la escuela y saben lo que significa los convenios y nos asesoren para no aceptar acuerdos que no benefician en nada, y si estas tierras no lo defendemos ¿qué futuro esperan nuestros hijos y nietos?

Top