Arbitrariedades de la policía de Peto

La policía de Peto amedrentando al chofer de la camioneta

La policía de Peto amedrentando al chofer de la camioneta

Peto, Yucatán, 5 de diciembre de 2015 (Bernardo Caamal Itzá).– La policía local le ordenó al chofer de la camioneta ¡estaciónese!, pero sin una razón. Y dio la casualidad de que en ella viajaba el ingeniero agrónomo Bernardo Caamal Itzá, alias Arux Duende del Mayab.

Señor: ¿sabe que transporta más personas en su vehículo? Le dijo con voz autoritaria el representante de la ley local al chofer.

¡No señor, en la tarjeta dice cuanta gente debo tener de pasaje…! le contestó pausado el humilde campesino que aceptó transportar a la gente que asistió a un evento campesino celebrado la mañana del sábado 5 en Tixméhuac.

¡Sus llantas señor, están bajas! Nuevamente el uniformado estaba desesperado por buscar algún detalle para retener el vehículo, mientras sus acompañantes en la patrulla se carcajeaban.

Caamal Itzá veía la escena desde un rincón del vehículo.

–¡Pobres! Tienen hambre, los malpagan por su patrón, y seguramente ya les dijeron que busquen cualquier pendejo para le cobren el resto de sus sueldos –señalaron en voz baja los labriegos.

Mientras la policía seguía buscando pretextos para retener el vehículo, en su interior iban varios periodistas e incluso un abogado que escuchó con atención todos los argumentos de los hombre de la ley.

No les quedó más remedio, terminaron diciendo:

-¡Dame tu licencia!

-¡Pero señor!

-¡Dame tu licencia! Te seguimos, y en cuando bajes a tu pasaje te devolvemos tu documento…

Fue así que el vehículo del Arux, en plena luz del día, fue escoltado por la policía local hasta llegar a su destino…

El abogado se puso un lado para escuchar a los uniformados, mientras el otro agente con su cara de pocos amigos, empezó a anotar las placas y detalles del vehículo para impresionar.

Fue cuando vieron al Arux, y aproveché el momento para fotografiarlos para tener la evidencia de como la policía local hostiga a sus ciudadanos, y en este caso me tocó presenciar cómo estos policías “no solo tratan de asustar a los incautos sino mostrar la gala de su prepotencia”, y con la actitud que mostraron, dejaron en claro que no tienen formación para las actividades que desempeñan.

El abogado, solo les dijo, “cuando detengan un vehículo, en este caso rentado por una asociación civil, hay de por medio no solo una labor ciudadana, hay leyes que amparan y protegen la labor de ciudadanos como en este caso”, se les aclaró.

Sonrió uno de los policías y que en ese momento manejaba la patrulla, y saludó: ¡Arux!

–¡Hey! –les conteste-. Los vi irse, y pensé si estos fulanos realmente trabajaran para Peto no habría tantas desgracias, ahora solo nos hostigan, mientras su jefe sigue dejando en penumbras las calles de la localidad donde vivimo; lamentable actitud de quien encabeza el gobierno local. En donde si quiere respeto, como primer autoridad sea el primero en demostrarlo.

Peto, vive bajo las penumbras.

Tan solo en los alrededores de la casa del presidente municipal “misteriosamente se quemaron los focos” y solo en su casa hay luces y cámaras sensibles de quienes se acercan en sus inmediaciones.

En las calles de Peto, en las altas horas de  noche varios vecinos de esta localidad reportan movimientos raros en varias colonias, vehículos blindados que circulan a altas horas de la noche.

Mientras que en todo el pueblo, cierne la amenaza y los robos de casas habitación, gallinas y cochinos de traspatio, e incluso asaltos a mano armada.

Calles y colonias, al igual que en la mayoría de las comisarias reportan que viven bajo la penumbra, tan solo en Justicia Social,reporta más de 23 focos quemados y luego en los lugares donde los jóvenes abordan vehículos para trasladarse muy en la mañana en sus respectivas escuelas.

De la misma forma, vecinos han reportado la situación en que viven en sus calles y colonias, y la respuesta es el silencio.

En palacio, el alcalde está rodeado por sus guaruras y desde la entrada te pregunta ¿Que vas hacer? Si no te dejan pasar, y es la primera vez que eso sucede en Peto.

Sé que a muchos no les gusta que uno hable de lo que vive y pasa en la comunidad, muchos quieren que vivamos asustados y callados. “Tapados” como dicen las abuelas.

Intereses los hay, viven de eso, se venden y se arrastran al mejor postor, y es lo peor que le puede pasar a un ser humano, comportarse como un gusano.

Creo que cada uno de nosotros tiene lo más preciado en la vida, esa oportunidad de vivir y buscar siempre esa paz y esa oportunidad de vivirla con los suyos.

Hoy no es fácil, tenemos que emigrar y no estar con los nuestros, mientras nuestras familias e hijos los dejamos en los lugares donde un día nacimos, pero con el paso de los años vemos algunos de sus resultados.

Si las autoridades locales reflexionaran,  tan solo don Benito Juárez nos recuerda” El primer gobernante de una sociedad no debe tener más bandera que la ley; la felicidad común debe ser su norte, e iguales los hombres ante su presencia, como lo son ante la ley; sólo debe distinguir el mérito y la virtud para recompensarlos; al vicio y al crimen para procurar su castigo”

Top