Semblanza: una aproximación a Joaquín Bestard

Por EDGAR RODRÍGUEZ Cimé, del Colectivo Cultural “Felipa Poot Tzuc”

A mi maestro Joaquín Bestard

Joaquín Bestard. Foto de archivo de El informador.mx

Joaquín Bestard. Foto de archivo de El informador.mx

Cada día cobra más importancia la literatura maya yucateca contemporánea en la literatura universal. Lo dicen investigaciones y libros publicados por universidades europeas y norteamericanas así como estudios realizados en otras latitudes sobre la obra de uno de nuestros máximos consagrados en las letras: Joaquín Bestard Vázquez, maestro decano de la narrativa en Yucatán y creador del universo literario de Beyhualé, una metáfora del Yucatán maya.

Francesc Ligorred (Cataluña), Donald Frischmann (Estados Unidos), Charles Pigott (Reino Unido), Sophie Bern (Francia), María Bekova (República Checa) o Margareth Schrimpton (Reino Unido) son algunas intelectualidades extranjeras que aplican sus conocimientos de “doctorado en literatura” para estudiar la trascendencia actual de la literatura maya yucateca.

El doctor en literatura Lee Alton Daniel es ejemplo de los intelectuales contemporáneos interesados en estudiar la obra del maestro Bestard y su mágico universo beyhualense. Para eso ha dedicado años de estudios acerca del maestro y su creatividad literaria. El resultado: el libro “Una aproximación a Joaquín Bestard y su obra”, presentado hace unas lunas en el Olimpo, del Ayuntamiento de Mérida, para venerar la obra de uno de nuestros “Halach Uiniko’ob” de la literatura maya yucateca.

Comentó tan soberbio texto el narrador Juan Esteban Chávez (¡Saludos Kamarada!), quien se encargó de retratarnos un Maximito Koyok que deviene en Joaquín Bestard y nos llevan, ambos, de la mano por toda la geografía llena de lajas y cenotes del Beyhualé Bestardesco para narrarnos las peripecias vividas, sufridas y gozadas por personajes de un universo maya que ha trascendido las fronteras de este “país que no se parece a otro”.

Asimismo, el doctor Lee Daniel, gran conocedor, como antes otros investigadores de la literatura maya yucateca de fines del siglo Veinte y principios del Veintiuno, reconoce la estatura universal del maestro bestard y lo compara con otros “maestros de las letras”. El humilde tallerista pero Gran Escritor escucha impávido, como en otro nivel espiritual.

Los verdaderamente grandes como Bestard son muy generosos y desbordan su sabiduría ante “tirios y troyanos”. Yo le agradezco públicamente haber sido el único que creyó en mí cuando todos se burlaban de mi literatura, nomás porque no encajaba en los estrechos criterios estilísticos que entonces prevalecían en los talleres y talleristas de las letras escritas.

Maestro Bestard (dos veces Premio Nacional de Novela y poseedor de una amplia  producción literaria), una obra tan original como la de usted: el Beuhualé de Maximito Koyok, metáfora del Yucatán maya, cuya importancia valora hoy la intelectualidad contemporánea, ya forma parte de la literatura universal.– Mail: [email protected]

Top