La escritora de Sotuta Marga Aguilar presentará su poemario inédito en la Filey

Foto elChilamBalam / La escritora Marga Aguilar Montejo muestra su poemario U juum u t’aan koolnáal

Mérida, Yucatán, jueves 23 de febrero de 2017 (elChilamBalam).– La escritora maya Marga Aguilar Montejo presentará su poemario inédito U juum u t’aan koolnáal (La voz del campesino) en la Feria Internacional de la Lectura en Yucatán (Filey), en un espacio dedicado a la cultura maya al que convoca cada año el poeta Feliciano Sánchez Chan.

La Filey 2017 tendrá lugar del 11 al 19 de marzo en el Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI y desde hace dos años hay una exposición de ejemplares de autores mayas, así como actividades de difusión sobre la cultura.

En una conversación con el cronista, Marga Aguilar Montejo expresa su entusiasmo. “In ka’aj in we’estech ba’ax tin meentaj”, dice a elchilambalam mientras sacaba de su bulto un cuadernillo blanco. “U jaajile’ jach ki’imak in wóol”, dice y regala un poemario a su interlocultor.

Se trata de un cuadernillo de 12 páginas tamaño carta dobladas a la mitad, engrapadas, el cual ha sido confeccionado por la misma escritora.

U juum u t’aan koolnáal contiene ocho poemas, los dos primeros verdaderos cantos al espíritu de la milpa y a los dioses que la cuidan (U juum u t’aan koolnáal, que da nombre al poemario y P’il in wich in yuumil, Hazme ver, mi dios).

Los montes, la milpa, los vientos que los recorren, las albarradas “eternas”, la tristeza y la soledad del pozo de aguas contaminadas, pero también la plegaria a los dioses para que ella no olvide esos vínculos con los misterios del k’áax.

La poetisa, originaria de Sotuta (tu’ux yaan u moots, dice), vivió toda su infancia en esa población hasta que a los 28 años vino a radicar a Mérida donde realiza trabajos primero de enfermera luego labores domésticos.

Se preparó para auxiliar de enfermera pero sus habilidades no tienen cabida hoy en un hospital, contó con franqueza al cronista.

Desde pequeña ha sentido el vivo interés por leer historias escritas en lengua maya y en su pueblo siempre se las ingeniaba para comprar texto que veía y le interesaba. “Juntaba mi dinero y volvía a buscarlo”.

En una visita a Mérida vio casualmente una convocatoria de Indemaya a un concurso literario. “Me puse a escribir el mío y lo envié. No gané pero se me envió un documento por mi participación y una recomendación a que yo corrija mi manera de escribir”, cuenta.

Decidida a mejorar su escritura se inscribió en la Academia Municipal de la Lengua Maya Itzamná de Mérida y luego ingresó al Centro Estatal de Bellas Artes (CEBA) donde formó parte de la primera generación de egresados con la constancia de Técnico en Creación Literaria en Lengua Maya.

En 2013 se adjudicó el primer sitio en el concurso de los Juegos Florales de Valladolid, con el poema Léeyli’ ka júukik a walo’obe’ (Todavía cobijas a tus hijos).

En realidad lo que me gusta más es escribir balts’am (teatro), dice, pero se decidió a integrar el poemario en parte para solucionar los problemas en que se encuentra cuando lo invitan a leer en público y sólo tiene parlamentos que ofrecer, pues es imposible leer toda una pieza.

Es autora de la pieza dramática U wáayilo’ob xLetra (Las brujas de xLetra) que ha sido publicada en la colección Nuevos cantos de la ceiba, segundo volumen.

¿Y en qué momento escribe Marga Aguilar? En todo momento. Papel y pluma en mano escribe mientras vigila que el frijol hierva, papel y pluma en mano escribe mientras los niños que cuida hacen la siesta. “Robo momentos al día para hacer lo que me gusta”, dice.

Los poemas que completan el cuadernillo son K’oja’an (Enfermo), Ti’ yani’ (Ahí está), Tu junaj ku xíimbal sáansamal (Camina solo todos los días), K’a’asaj u k’áat u yaantal tu junaj (El recuerdo quiere estar solo), Xook le k’iino’obo’ (Lee los días), U k’iinil xma’ si’ipil (Día de purificación).

Top