“La Universidad del Oriente no es intercultural pero reivindica la cultura maya”

Réplica del Dr. Lázaro Hilario Tuz Chí, profesor de la Universidad de Oriente, a un artículo publicado en Mayapolitikon bajo el título La UADY a la vanguardia neoliberal pero reprobada en ciencias sociales

Lázaro Tuz Chí, catedrático de tiempo completo en la UNO, en Valladolid

Lázaro Tuz Chí, catedrático de tiempo completo en la UNO, en Valladolid (Foto prestada en su Facebook)

“Estimado Edgar, muy apreciado. He leído una muy interesante nota titulada “La UADY, a la vanguardia neoliberal, pero reprobada en Ciencias Sociales”, donde muy puntualmente refieres algunas cuestiones relacionadas con la atención que se le da a nuestra disciplina social en la UADY. Del mismo modo tomas como referencia a la Universidad de Oriente, mi casa de trabajo desde hace casi ocho años. La Universidad de Oriente, que no de Valladolid, como refieres, ha sido durante 10 años de historia la casa de los jóvenes mayas del Oriente de Yucatán y de otras latitudes de la geografía peninsular, ya que arropa a nuestra juventud maya de Quintana Roo y Campeche que han visto en nuestra pequeña pero valiosa Universidad una alternativa para continuar estudiando, ya que es una universidad pública.

Quizá como tú refieres no se trata de una Universidad Intercultural, lo cual ya quisiéramos sobremanera, pero te puedo asegurar que en lo que respecta a nuestra parte, sí ha procurado en su currícula dejar huella de tan elemental conocimiento a nuestros alumnos, procurando contra viento y marea, a decir de nuestro poco presupuesto, reivindicar nuestro origen como pueblo maya en lo que respecta a su historia, su tradición, su legado ancestral, sus rituales y por supuesto su lengua, tema de este comentario.

Indicas que el Mtro. Fidencio Briceño Chel fue “despedido” de la Universidad de Oriente. Sería interesante conocer la fuente que utilizas para aseverar tal cuestión ya que el mencionado profesor si bien ha dado clases en nuestra Universidad, nunca ha sido despedido ya que solamente ha sido contratado por horas, es decir, contratado para dar clases por asignaturas y no de tiempo Completo. Es decir: termina sus horas de clases y se retira, por ese trabajos se le pagan sus honorarios.

Por tanto no se le puede despedir ya que no está en la base de profesores investigadores de tiempo completo. Inclusive debemos recordar que él está adscrito como investigador en el centro INAH Yucatán, y cuando se ha requerido de sus servicios se le ha convocado para respaldar con sus conocimientos lingüísticos algunas asignaturas de la Licenciatura en Lingüística y Cultura Maya.

El referido profesor Briceño, como a todo mundo consta, ha realizado algunos proyectos de la CDI, INALI y el INAH con jóvenes estudiantes de nuestra Universidad, permitiendo que algunos jóvenes mayas alumnos nuestros se interesaran en estas cuestiones, e incorporándolos a trabajar en sus proyectos, las cuestiones lingüísticas –enfocadas a nuestra lengua maya– siempre han sido prioridad , a tal grado que en todas las licenciaturas es obligatoria la lengua maya durante los años que los alumnos cursan su carrera.

Al menos en nuestra universidad no conozco que se haya propuesto la desaparición de la lingüística, ya que aun en la actualidad continúa siendo el espíritu y el alma de la UNO. Y si así fuera, sería de los primeros en luchar hasta la muerte porque este hecho no suceda porque mi espíritu maya aun continúa vitalizando mi intelecto. Inclusive existe una maestría que procura la interculturalidad y precisamente se llama “Etnografía y Educación Intercultural Bilingüe que ocupa ya la segunda generación.

Este mismo año tendremos el privilegio de iniciar en conjunto con la Comisión de Derechos humanos de Yucatán una nueva maestría denominada “Derechos humanos y Pueblos Indígenas” en las que la lengua y cultura maya tiene un lugar privilegiado.

No obstante, déjame comentarte que si conoces la historia de nuestra universidad sabrás que esta historia se divide en dos etapas. La de la Dra. Graciela Cortés Camarillo y la del Dr. Carlos Bojórquez Urzáiz. En la primera administración sin duda hubo una serie de cuestiones que habrían de ocasionar el despido de muchos y muy valiosos profesores, maestros y doctores entre ellos, [y] esto justamente ocasionó una prolongada huelga estudiantil, y en la que inclusive yo estuve a punto de perder mi trabajo y ser despedido, [pero] por fortuna este problema fue subsanado y atendido en la administración del Dr. Carlos Bojórquez, actual rector de nuestra Universidad.

Por tanto, creo conveniente colocar todo en su justa dimensión para no generar controversias ni falsas impresiones y al mismo tiempo no dejar entre tus lectores una imagen negativa de nuestra universidad que en la actualidad le apuesta a la diversidad de ideas, a las diversidad de opiniones y a la interculturalidad.

Estas dos etapas marcan el antes y el después de la Universidad de Oriente, y defiendo esta postura ya que contra viento y marea también hemos enfrentado mucha falsa información, vejaciones, insultos y amenazas que han pretendido desprestigiar el trabajo que, créeme, con mucho esfuerzo hacemos todos los días en las aulas, en el campo y en los pueblos para procurar generar, cuando menos en lo que de nuestra parte cabe, una conciencia efectiva y un respeto honesto y sincero entre nuestros alumnos hacia nuestro pueblo maya, nuestra lengua y nuestra cultura. Te añadiría que al tiempo, nuestra universidad ha dado cabida y contratado a egresados de linguística y cultura maya que han colaborado directamente con el Mtro. Briceño y que ahora están aportando sus conocimientos como profesores linguistas mayas en nuestras aulas.

Te mando un abrazo muy fuerte y confío, como he confiado siempre en tu criterio maduro y honesto, independiente y objetivo, esperando que este humilde derecho de réplica reciba el mismo trato que tu puntual comunicado. Atentamente: Dr. Lázaro Hilario Tuz Chi Profesor investigador de Tiempo Completo Titular A, Universidad de Oriente.

Top