La voz de los mayas permanece y resuena ante los obstáculos

POR Jesús Solís Alpuche

Los mayas tenemos la palabra y la voz

Los mayas tenemos la palabra y la voz

En un lugar de la selva de asfalto, en el corazón de la antigua Ich-Káan Si-T’ho, se reunieron varias docenas de HJalaches del conocimiento de la palabra verdadera y la historia del pueblo maya. Entre ellos varios aruxes nos encontramos, porque a nuestro Arux grande, su garganta donde comunica la palabra en nuestra lengua le habían cerrado.

Por medio del aire que trasmite la Palabra en el espacio en toda la madre Tierra hizo saber a todos sobre el maltrato, de uno de los representes del dios de los dzules, a una de nuestras hermanitas. Ese Yuum K’iin, abusando de que estaba en la casa del Dios que dicen es de todos, y abusando también de nuestra lengua, dio maltrato a una hermanita maya, y hasta le jaló la nariz, le pegó (sin fuerza) en su cachete y le estiró el adorno de sus ojos que venden los dzules para ver bonitos los ojos de las muchachas.

El comunicado que nos mandaron los HJaláaches dice que “el futuro de nuestras tierras depende de la unión de aquello que está dormido en nuestras manos y de aquello que está dispuesto en las manos de ellos. Mira ese niño: tiene sangre india y cara español. Mira bien: fíjate que habla maya y escribe castellano. En él viven las voces que se dicen y las palabras que se escriben. No es de la Tierra ni del viento. La razón y el sentimiento en él se tejen. No es de abajo ni de arriba. Está donde debe estar. Es como el eco que funde con nuestro nombre, en la altura del espíritu, las voces que se dicen y las voces que se callan. Canek dijo”.

Así fue como nos metimos a conversar sobre la importancia de nuestra Palabra y su distribución por medio de la técnica moderna del aire, recogido y repartido no solo aquí sino en todo el mundo, para que no se confunda nuestros práctico conocimiento de siglos, con las palabras, y las ideas de hoy que han perdido su espíritu y respeto, lo mismo a los dioses, que a las mujeres y a los hombres verdaderos.

Nuestro Nojoch Arux nos mostró completo el trabajo de su cámara que retrató y registró todas las palabras en maya y acciones del Yuum K’iin que ofendieron la espiritualidad de nuestra hermanita, que sólo quería una celebración sacramental de los blancos como se acostumbra en todos lados; aunque sabemos que los mayas, somos lo que está antes, al mismo tiempo que lo que está antes y está después.

De este testimonio hicimos opiniones, buscando no caer en la infección del bien y el mal del actor, sino del hecho y significado para nuestra raíz humana, así como de nuestro idioma maya que es lo que predomina en la región hasta en las iglesias. Sabemos que no hay bien ni mal en las acciones, sino sólo sus consecuencias, por eso no sentimos rencor ni miedo, y queremos producir procesos individuales y sociales en defensa de nuestra palabra, que es patrimonio cultural de esta, nuestra tierra de estrellas y silencios.

A nuestra vista se puso la importancia de las palabras de los poderosos, voces y reacciones de los grupos dominantes, para que se ordene el retiro del derecho a nuestro Arux Bernardo Caamal Itzá, por visibilizar la reacción también, de parte de un hombre vestido del poder de Dios. Y así mantenernos en lugares alejados y con gente humilde, amarrados al poder colonial, no cambiado. Por eso hubo un frente a frente viral que vivimos durante tres días. Ese virus nos habla de las pasiones religiosas clasistas muy lejos del amor que dicen cristiano, y de los grandes intereses que tapan las prácticas autoritarias en las Iglesias; y el poder que estos tienen para influir en la información para el retiro o desaparición de una cuenta [de Facebook] que generó conflicto público, buscando la negación de la visibilidad al hecho. Fue como un escarmiento, o la represión a un posicionamiento de la Red Interactiva que defiende la dignidad y las lenguas nativas, en Yucatán, el maya como un idioma trascendental.

También conversamos que las grandes empresas informativas como son los diarios, las radios y cadenas de televisión, sólo son medios comerciales para la distracción. Están controlados por poderosos intereses y hasta cadenas multinacionales, información como la de Tadziu no pasan al saber del pueblo. Así, los portales de internet tienen un importante papel grande; pero en estos espacios también la dominación tiene gente vigilando todo.

Existen los llamados trolls que provocan, acosan, desvían e intimidan a los usuarios, que publican ideas de liberación, en defensa de la tierra, el agua y nuestros derechos como pueblos originales. Se comentó que hay pruebas que los partidos políticos, el gobierno y quizás hasta las Iglesias tienen verdaderas gavillas de trolls bien pagados para que desvíen la atención, intervengan la redes, ofenden, insultan y envíen virus para contaminar la comunicación por internet, para romper el tejido del Kuxa’an Suum (leyenda maya que alimenta la profecía que dice de la recuperación del orden y armonía entre los seres humanos y la madre tierra) que no les conviene a los ricos explotadores de nuestra madre naturaleza.

En la coyuntura de los hechos de Tahdziu se percibe en perspectiva un proyecto alternativo de comunicación y recuperación del tejido de la vida desde la cosmovisión de la cultura y la palabra maya. Mail: chantzacan@hotmail.com

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
Top