Morena celebra su 4o. aniversario con su llegada a la Presidencia de México

Por JESÚS SOLÍS ALPUCHE, profesor y luchador social

Andrés Manuel López Obrador. Foto tomada de su FB

Hoy lunes 9 de julio cumple cuatro años el Movimiento de Regeneración Nacional, (Morena) que en este breve lapso logró un proceso acelerado hacia la transformación de la conciencia electoral en todo el país, para su triunfo contundente el 1 de julio pasado.

Fue un día como hoy pero en 2014 que el Instituto Nacional Electoral (INE) le otorga registro, con el aval de 131 mil 205 inscritos como militantes que requiere la Ley de inscripción, incluyendo poco más de tres mil yucatecos que lo avalamos, el 10 de noviembre de 2013, en el Parque de La Paz, en Mérida.

Morena es iniciativadel Andrés Manuel López Obrador, que arranca previo a las elecciones de 2012, al hacerse evidente los coqueteos del PRD con los neoliberales del PRI y PAN, a fin de llevar a efecto las reformas pendientes a favor de la privatización. La fundación real del proyecto es el 2 de octubre de 2011, en la hoy CDMEX, como Asociación Civil, con miras a ciudadanizar la política.

Hay que decir también que los ideales y objetivos de Morena, por muy matizados que aparezcan, provienen de una proyección histórica de la Izquierda mexicana, durante mucho tiempo negada, atacada y condenada desde por las clases dominantes. Por esa razón en el cierre de campaña, Andrés Manuel, en el Estadio Azteca, mencionó a RosarioIbarra de Piedra, Rubén Jaramillo, Demetrio Vallejo, Valentín Campa, Othón Salazar, Heberto Castillo, Cuauhtémoc Cárdenasy otros dirigentes sociales, de la izquierda que desde los años cincuenta juntos vienen haciendo la historia. Tampoco dejó de mencionar a Manuel Clouthier, padre de Tatiana, destacado dirigente político y empresarial panista.

En esta breve síntesis de nombrados, Andrés Manuel expone la historia de un triunfo que no sólo proviene de los cuatro años que lleva Morena con registro, sino que viene de mucho antes. De la serie histórica (PCM; PSUM; PMS y PRD) de encuentros y desencuentros de la Izquierda más consecuente, con los reacomodos de una clase política que busca adaptarse a las circunstancias críticas del capitalismo moribundo.

La novedad es que en nuestro Estado, eminentemente bipartidista, en el que la Izquierda ha sido atomizada por las tácticas de cooptación y estrategias de la derecha que mantiene a Yucatán como zona de reserva geopolítica, AMLO haya arrollado a sus contendientes por más de 100 mil votos (318 mil 137 sufragios que le acreditaron, contra 218 mil 785 de Ricardo Anaya y 214, 959 de Meade)

Frente a esta novedad es válido hace una evaluación respecto al objetivo del voto cruzado que se impuso en forma popular, no obstante las recomendaciones de votar “6 de 6”, ya que la votación de AMLO no se reflejó en la de los demás candidatos, incluyendo a Huacho Díaz que en 2012 obtuvo 430 mil votos con el PAN y ahora sólo poco más de 150 mil.

Se antoja prematuro hacer un análisis sobre la contribución de Joaquín Díaz Mena al contundente triunfo de Andrés Manuel López Obrador, pero dada la votación obradorista obtenida en Yucatán resulta inevitable traer este punto a la mesa. Ciertamente se esperaba mucho de Huacho pues se suponía que junto con él se venía toda una aplanadora capaz de ganar las elecciones y gobernar Yucatán, tan es así que el propio Rogelio Castro de manera muy institucional, disciplinada y hasta humilde, cedió su entonces candidatura para el prospecto, que tenía todas las posibilidades de competir y hasta de ganar la elección. Sin embargo, el día de hoy la frialdad de los números nos muestra algo totalmente diferente.

Pese a que AMLO obtuvo cerca del 53% de la votación total estatal, Huacho solo pudo obtener un poco más del 20% de ese mismo total. O sea que AMLO obtuvo un 33% más de votos que Huacho.

Esto, porque López Obrador obtuvo en Yucatán más votos que cualquier candidato, incluyendo a los aspirantes a la gubernatura y al senado por el Estado, ya que mientras Mauricio Vila obtuvo el 39.23%, Mauricio Sahuí 36.24%, el propio Huacho 20.51% y el virtual Senador Jorge Carlos Ramírez Marín 283,789, AMLO obtuvo 327,572 votos que representan un 53% de la votación estatal. Es decir, la preferencia fue clara para el Presidente electo quien durante toda su campaña llamó a votar en línea por todos los candidatos de Morena, y que como consecuencia de esto les arrimó muchos votos a sus compañeros de partido. Sin embargo, y pese a que AMLO obtuvo cerca del 53% de la votación total estatal, Huacho solo pudo obtener un poco más del 20% de ese mismo total. O sea que AMLO obtuvo un 33% más de votos que Huacho.

Al analizar los resultados de los municipios, se pudo observar que Morena solo obtuvo triunfos Hocabá, que resultó de la alianza Morena-PT, encabezado por Víctor José Chan Cen; en Temozón, donde fue solo Morena, con Carlos Manuel Coyoc, y en lo que parece ser su nuevo bastión Valladolid, Morena tendrá como alcalde a Enrique Ayora Sosa. De estos tres municipios únicamente podría atribuirse triunfo a la influencia de Huacho en Temozón, dada la cercanía con su municipio natal, sin embargo esta influencia queda en duda si vemos los municipios de Calotmul, donde ganó el PRI; Panabá, donde ganó el PAN; Río Lagartos, donde ganó el PAN, y Tizimín, donde ganó el PRI, que eran  municipios en los que se suponía radicaba la fuerza político electoral de Huacho, pues no pasó, por lo que se puede decir que a nivel municipal Huacho no aportó triunfo alguno.

A nivel diputaciones locales tenemos que hay un total de cuatro diputados para el PAN, diez diputados para el PRI, y un diputado para Morena. Como puede verse, Morena solo obtuvo un diputado local, cuyo candidato no proviene de las filas de Joaquín Díaz Mena. En la elección federal, los resultados arrojan que Morena no ganó diputación ni senaduría alguna. Lo anterior hace evidente que ni Huacho ni otros candidatos aportaron votos a Morena. En este IV Aniversario de Morena, urge valoraciones objetivas al respecto.– J.S.A.– Mérida, julio de 2018.– chantzacan@hotmail.com

Top