Vecino de Peto: “Nunca en mi vida había oído tantos disparos”

Por Bernardo Caamal Itzá, comunicador comunitario de Peto

Puerta destrozada de la combi atacada por pandilleros de Peto

Puerta destrozada de la combi atacada por pandilleros de Peto

Un bebé y una muchacha de 15 años figuran entre los afectados por gases lacrimógenos de los policías con que intentaron “tranquilizar a los jovenzuelos” que lapidaron un vehículo y agredieron a los policías el sábado 8 de octubre, a las 5 pm, en la colonia Benito Juárez de Peto.

Fuentes extraoficiales señalan que el bebé de casi 4 meses está ahora en el hospital O’Horán de Mérida y en estado crítico, mientras que en el hospital local se encontró a los jóvenes que estuvieron involucrados en el pleito callejero. Estos a su vez señalaron que “fueron golpeados” y ahora acudieron al nosocomio a consultar.

Los hechos ocurrieron cuando los vándalos detuvieron en la colonia Benito Juárez una vagoneta de Tahdziú donde viajaban albañiles, a quienes les robaron 6,000 pesos en efectivo y cuatro celulares. El vehículo fue lapidado.

Las piedras fueron usados como proyectiles por albañiles y los jovenzuelos y horas más tarde, alrededor de las 7:30 de la noche, se dejó escuchar en el curso de una hora más de 40 disparos entre la colonia Benito Juárez y las Tres Cruces.

Nunca en mi vida he escuchado tantos disparos en tan pocos minutos, fueron más de 40 de forma seguida, por su parte los vecinos dicen que se inició con las piedras, luego se recurrió a las armas de fuego que inició eso de las 7:30 de la noche en las inmediaciones de la colonia Benito Juárez, y continuaron las detonaciones de forma muy seguida hasta llegar por la colonia de las Tres Cruces eso de las 8 de la noche, y la gente corriendo por doquier; mientras que los que compraban en las tiendas cerca de ahí, buscaron refugio en sus casas y los vecinos se avisaban entre sí para que no salieran de sus predios.

camionetaPara resguardar el orden, entraron en acción la Policía Coordinada, incluso el ejército mexicano pero solo se logró detener a diez de un total de 35 pandilleros, y resultó que entre los detenidos se encontraba Esteban Alonzo Acosta Cimé, de 26 años, líder de los pandilleros y policía municipal, aunque ese sábado estaba de franco.

Con la detención del líder de la banda, quien resultó funcionario y más el caso de Melchor Flores Aké, de 26 años de edad, mototaxista de la CTM y empleado del Ayuntamiento –quien fue detenido por los vecinos cuando robaba material de construcción a unos días que inició el trabajo de la actual administración–, hasta el momento son dos casos documentados de trabajadores de la autoridad local que atentan contra la ciudadanía petuleña.

La violencia se apodera de Peto y las autoridades dicen que es debe a la implementación de la nueva estrategia de impartición de justicia, pues ahora los ladrones ya saben qué contestar,  y aunque los vean vendiendo el producto de sus hurtos no pasa nada y siguen con sus fechorías, mientras que en las calles aumenta la inseguridad y la violencia se apodera no solo de estos lugares sino del estado de animo de quienes viven en esta localidad.

Por lo pronto, se siguen abriendo más expendios de cerveza en la villa, aumenta los casos de alcoholismo, droga y otros problemas sociales, y a su paso promueve la inseguridad y lo peor es que hoy día se registran funcionarios municipales inmiscuidos en problemas que atentan contra la seguridad de los ciudadanos. Peto, 10 de octubre de 2016.– Bernardo Caamal Itzá.

Top