Con plomo en la sangre: la amenaza de un enemigo omnipresente

Mérida, 28 de octubre de 2017 (MayaPolitikon).– Mantener la casa tan libre de polvo como sea posible, lavarse las manos antes de comer, desechar los juguetes viejos pintados (en caso de no saberse si la pintura contiene plomo) o dejar correr por un momento el agua del tubo antes de beber o cocinar con ella, son algunas medidas para prevenir la contaminación por plomo, que cada año cobra miles de vidas y millones de horas de discapacidad laboral, y afecta más a los niños según cifras de la OMS.

“El plomo está en todas partes, incluso la tierra, el polvo, los juguetes nuevos y la pintura de casas viejas”, indica la Biblioteca  Nacional de Medicina de Estados Unidos (Medline Plus). “Lamentablemente no se puede ver, detectar con el gusto ni oler”.

El envenenamiento por plomo (Saturnismo) afecta a todo habitante de la Tierra, pues aunque desde el decenio de los setenta se comenzó a legislar para reducir la emisión de este metal pesado a la atmósfera, en el mundo se sigue explotando y se continúa usando en algunos productos como juguetes, pinturas, cosméticos, pilas de vehículos, alimentos enlatados, ollas, loza vidriada, cerámica y otros.

El plomo es indestructible. La dispersión del metal no conoce límites geográficos y contamina áreas lejanas al sitio de emisión original. Sus efectos ambientales han sido demostrados al comparar las concentraciones de este metal en restos de indígenas precolombinos con las de mexicanos de la actualidad y los datos han revelado concentraciones entre cien y mil veces mayores para este último grupo, según el “Panorama epidemiológico de las intoxicaciones en México (2005)”.

Se llama Saturnismo al envenenamiento por plomo, una enfermedad cuyos síntomas son dolor y cólicos abdominales, comportamiento agresivo, anemia, estreñimiento, dificultad para embarazarse, dificultad para dormir, dolores de cabeza, pérdida de la audición, irritabilidad, pérdida de habilidades del desarrollo previas (en niños pequeños), inapetencia y falta de energía y reducción de la sensibilidad . Una intoxicación grave puede ocasionar vómitos, marcha inestable, debilidad muscular, convulsiones o coma.

En la Semana Internacional de la Prevención de la Intoxicación por Plomo y de la Prohibición del Plomo en la Pintura, del 22 al 28 de octubre, la OMS destaca que aunque la intoxicación por plomo es prevenible, estimaciones del Instituto de Sanimetría y Evaluación señalan que en 2015 la exposición a ese metal causó 494,550 muertes y la pérdida de 9.3 millones de años de vida ajustados en función de la discapacidad (AVAD) debido a los efectos prolongados del plomo sobre la salud.

Un enemigo en casa: pintura con plomo

“Las pinturas con altas concentraciones de plomo son una fuente importante de exposición doméstica al plomo, especialmente para los niños”, subrayó la OMS. Estas pinturas todavía pueden adquirirse ampliamente y se utilizan en muchos países con fines decorativos, aunque existen buenos sustitutos sin plomo.

De ahí la importancia de esta campaña de una semana para ayudar a la eliminación de la pintura con plomo en el planeta, con miras a lograr en 2030 reducir sustancialmente el número de muertes y enfermedades producidas por productos químicos peligrosos y la contaminación del aire, el agua y el suelo. La OMS alerta que los niños son los más vulnerables a la intoxicación por plomo, por su tendencia a llevarse todo a la boca e incluso comerlo y, también,  por su estatura ya que el plomo se acumula en las partes más bajas del aire.

El otro objetivo de los países afiliados a la OMS es “de aquí a 2020 lograr la gestión ecológicamente racional de los productos químicos y de todos los desechos a lo largo de su ciclo de vida, de conformidad con los marcos internacionales convenidos, y reducir significativamente su liberación a la atmósfera, el agua y el suelo a fin de minimizar sus efectos adversos en la salud humana y el medio ambiente”.

“Al 17 de febrero de 2017 tan solo 64 gobiernos habían confirmado disponer de medidas jurídicamente vinculantes para el control de las pinturas con plomo”, indica la OMS. En América fueron Canadá, Estados Unidos, Brasil, Argentina y Chile los primeros que, en 2014, establecieron leyes para poner controles en la producción, importación, exportación, venta y uso de pintura con plomo. México lo hizo en 2015; los demás países del continente aún no lo hacen, de acuerdo con la OMS.

De acuerdo con un mapa de la OMS, la contaminación con pintura con plomo es mayor en América, en Medio Oriente y, sobre todo, en África, donde solo Algeria, Kenia, Tanzania y Sudáfrica tienen legislaciones sobre la pintura con plomo. “Más de un tercio de los países todavía no tienen controles jurídicos sobre la producción, importación, exportación, venta y uso de pinturas de plomo”, enfatiza la OMS.

La guía para prevenir la intoxicación por plomo en casa, de acuerdo con la Biblioteca  Nacional de Medicina de Estados Unidos (Medline Plus), incluye las siguientes medidas:

-Mantenga su casa tan libre de polvo como sea posible.

-Procure que todas las personas se laven las manos antes de comer.

-Deseche los juguetes viejos pintados en caso de no saberse si la pintura contiene plomo.

-Deje que el agua del grifo corra por un momento antes de beber o cocinar con ella.

-Si se han hecho pruebas y se ha encontrado que el agua tiene mucho plomo, considere la posibilidad de instalar un dispositivo de filtro efectivo o comience a usar agua embotellada para beber y cocinar.

-Evite los productos enlatados provenientes de países extranjeros hasta que entre en vigor la prohibición de utilizar latas de conservas con soldadura de plomo.

-Si los envases de los vinos importados tienen una envoltura de papel aluminio con plomo, limpie el borde y el cuello de la botella con una toalla humedecida con jugo de limón, vinagre o vino antes de usarlo.

-No almacene vinos, licores fuertes ni aderezos para ensaladas a base de vinagre en botellas de cristal de plomo durante períodos de tiempo prolongados, ya que el plomo se puede filtrar al líquido.

“Si se sospecha de una intoxicación, un examen de plomo en la sangre puede ayudar a identificar si existe un problema, señala la Biblioteca  Nacional de Medicina de Estados Unidos (Medline Plus). Más de 10 mcg/dL (0.48 µmol/L) es sin dudas preocupante. Los niveles entre 2 y 10 mcg/dL (0.10 y 0.48 µmol/L) se deben discutir con el médico.

“Los adultos que han tenido niveles de plomo levemente elevados a menudo se recuperan sin problema. En los niños, incluso la intoxicación leve con plomo puede tener un impacto permanente sobre la atención y el cociente intelectual.

“La terapia de quelación (administración de sustancias por vía oral o inyección) es un procedimiento que puede eliminar los niveles altos de plomo que se han acumulado en el cuerpo de una persona con el tiempo”.

Al final, en muchos casos para prevenir el Saturnism basta  revisar y leer las etiquetas de juguetes, cosméticos, pinturas, comidas enlatadas y otros productos con riesgo de contener plomo, y comprar aquellos que tengan la leyenda “libre de plomo”.

Top