Inédito: la secundaria Silvio Zavala de Mérida reúne a 50 generaciones de ex alumnos

Por Carlos Augusto Evia Cervantes, antropólogo y espeleólogo

Mérida, 26 de marzo de 2018.– Reencontrarse con los amigos de la escuela secundaria, cuando uno está en plena madurez o en la tercera edad es un evento muy satisfactorio pues queda implícito el mérito de haber sobrevivido a las vicisitudes del pasado. Es también una excelente ocasión para evocar con los compañeros de estudios los recuerdos de aquellos días cuando nuestros cuerpos estaban saturados de vigor y nuestras mentes de ilusiones.

Antes de que existiera la Escuela Técnica Industrial y Comercial N° 105 (ETIC 105), centro escolar a nivel de secundaria, en el mismo lugar funcionaba el Centro Capacitación para el Trabajo Industrial N° 30. En 1968 se transformó en la secundaria citada y hoy día lleva el nombre del ilustre historiador Silvio Zavala Vallado. El plantel sigue ubicado, como desde el principio, en la calle 41 entre 28 y 30 de la colonia Industrial.

Un grupo de ex alumnos, motivados por el afán desinteresado de reunir a la mayor parte de los que pasamos por las aulas de la ETIC 105, formó un comité con las siguientes personas: Carlos Rejón, Héctor Cabañas, Eufemia Pérez, Silvia Violeta, Gilda Marrufo, Alberto Basulto, Addy Arizqueta, Gabriela Cabrera, Landy Canto y Juan Pérez Sánchez. El ex alumno y entusiasta Javier Ortiz Salazar siempre ha estado impulsando estas reuniones, pues también hubo una para celebrar el XXV Aniversario de la ETIC 105. Fueron invitadas todas las generaciones desde el año de 1968 hasta la actualidad,

La cita fue el 17 de marzo del año en curso, en el Salón Sevilla a las ocho de la mañana y puntualmente, como cuando íbamos a la secundaria, fueron llegando los antiguos compañeros. De inmediato surgieron los abrazos, besos, apretones de manos, por lo menos entre los que podían reconocerse.

La magia de este reencuentro dio por resultado una multitudinaria charla entre amigos al grado que fue difícil escuchar a los oradores en turno. Se estimó que asistieron 180 personas. Se podía mirar en la cara de muchos la alegría por encontrarse con aquellos compañeros que hacía cincuenta años no veían.

Entre los asistentes también estaban antiguos directivos como Jorge Albertos Solís y Carlos Rejón Peraza, dos caballerosos personajes que son inolvidables amigos de muchos de nosotros. También estuvo presente el actual director del centro educativo, Pedro Alcocer Alcocer, quien dirigió unas palabras alusivas al evento.

Esta convivencia fue un acto que reforzó los lazos de amistad entre quienes estudiamos y participamos en múltiples situaciones siendo casi niños y luchando por adaptarnos a un nuevo ambiente del que sabíamos dependía nuestro futuro.

Considero indispensable agradecer a todos los maestros, personal administrativo y manual que hicieron posible nuestros estudios en la ETIC 105. Quedan para siempre en nuestra memoria.

De alguna manera esta convivencia reforzó el tejido social de quienes formamos el grupo de ex alumnos y de la comunidad meridana en su conjunto. La ocasión merece hacer un ejercicio de meditación sobre la odisea personal que cada quien ha vivido para ver los nuevos días que están por venir.– Carlos Augusto Evia Cervantes; Mérida, Yucatán, marzo de 2018.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
Top