Inaugura Yuuyum Radio sus “misiones radiofónicas” en tierras mayas

Jorge Ku, vecino de San Antonio Tzacala, comisaria de Mérida

Jorge Ku, vecino de San Antonio Tzacala, comisaria de Mérida

El equipo Yúuyum Radio inauguró una nueva modalidad de difusión de la cultura maya, al acudir a una comisaría de Mérida donde hizo una transmisión en vivo en la plaza en presencia de una veintena de vecinos.

Armado de un equipo de sonido y lonas, el equipo de Yúuyum hizo acto de presencia el jueves 8 de septiembre a media tarde en la pintoresca comisaría de San Antonio Tzacala, que dista a cuarenta minutos del centro de la ciudad.

Alumnos del telebachillerato “Antonio Mediz Bolio” se unieron al evento, algunos padres de familias, una joven vendedora de naranjas y fritangas y vecinos que tomaban el aire a la puerta de sus casas.

Se abrió el evento con la presentación del equipo de mayahablantes entre las que destacaron Socorro Cauich (Chankom), la escritora Elisa Chavarrea (Chumayel) y la comunicadora Yazmín Novelo (Peto).

Esta última abrió las participaciones interpretando una canción de su autoría y enseguida se puso el micrófono a disposición de los participantes.

Jorge Kú, vecino y estudiante del Telebachillerato, pasó al micrófono y contó cómo fue crecido por su padre en el trabajo del henequén y explicó el proceso que se sigue con la penca en la casa de máquinas de la hacienda hasta que se obtiene el sosquil.

Su padre, contó, se topó en una ocasión con un gigante sin cabeza en las cercanías de la casa de máquinas pero que si bien se impresionó no salió huyendo como se esperaría porque “llevaba consigo un cuchillo y no había que temer”.

Toda la narración de don Jorge fue en lengua maya y los muchachos lo entendieron aunque algunos dijeron no hablar la lengua.

Algunos de los participantes al inicio del evento en San Antonio Tzacala

Algunos de los participantes al inicio del evento en San Antonio Tzacala

El principal objetivo de estas “misiones radiofónicas” de Yúuyum es fomentar el uso de la lengua maya, dar el ejemplo de que es posible hablar en nuestra lengua y que el ejemplo cunda y otros que han dejado de ejercitarlo vuelvan a hablar el idioma.

Enseguida elchilambalam pasó a contar la historia El toro de Tabi, que está contenida en su librito La mujer sin cabeza y otras historias mayas.

Después siguió la participación de Selene Ku, joven psicóloga que trabaja en el Centro de Prevención del Delito, en Mérida, pero que en aquel momento estaba en la plaza con su triciclo ofreciendo naranjas dulces, limas, chicharras y palomitas de maíz. Ella habló de las pinturas que adornan muchas casas de la comisaría, resultado de un proyecto realizado en la gestión munipal anterior y del cual fue editado un libro. “Los artistas llegaron y conversaron con los dueños de casa. Y de acuerdo con el quehacer de la familia planificaban un dibujo”. Así, el paseante puede ver hoy dibujos diversos y muy atractivos: una máquina, un calabazo, un rostro… todos de colores muy atractivos. En opinión de Carmen, el dibujo más vistoso es una fachada pintado a la manera del xokbilchuuy (hilo contado) pero el cronista no pudo acudir a fotografiar porque la noche caía.

También participó en el evento la poetisa Elisa Chavarrea, quien leyó dos de sus poemas publicados en un volumen que reúnen a varios autores (Los nuevos cantos de la ceiba) que luego donó a la biblioteca del Telebachillerato.

La tarde caía cuando el equipo Yúuyum Radio abandonó San Antonio Tzacala para retornar a Mérida, pero sólo después de comer una palangana ricos salbutes de huevo duro “preparados a última hora”, cortesía de nuestros amigos lugareños.

Foto de recuerdo con algunos de los asistentes. El casco de la hacienda puede verse al fondo

Foto de recuerdo con algunos de los asistentes. El casco de la hacienda puede verse al fondo

San Antonio Tzacala es una hermosa población que cuenta con un casco de hacienda cuya arquitectura todavía puede apreciarse desde fuera. Al oriente del caso se ha construido una capillita y al poniente se yergue firme su “chimenea”.

En el centro de la comunidad el verdor es abundante, y cuando el cronista expresó su idea de adquirir “un terrenito” para vivir en paz los muchachos le dijeron contundentes: “No se vende. Todo es ejido”. (Y nosotros pensamos: ojalá fuera cierto)

Yúuyum Radio, que transmite todos los lunes de 5 a 11 pm por medio de internet, continuará sus peregrinaciones llevando radio en lengua maya a diversos escenarios como un compromiso con la cultura.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
Top