Roban tres días seguidos en una vivienda de Peto

Melchor Flores Ake, sorprendido robando en una vivienda en Peto

Melchor Flores Ake, sorprendido robando en una vivienda en Peto

Vecinos de Peto se organizan para vigilar su colonia ante una ola de robos que asuela a la población mientras su malestar crece ante la tibieza de las nuevas autoridades (PAN) para aplicar la ley. “Un ladrón es apresado, lo retienen dos días y luego lo liberan”, se quejan muchos.

El caso más reciente es el robo ¡tres días seguidos! en el domicilio del maestro Donato Ruiz y Uex, en la colonia Esperanza, del sábado al lunes.

El primer día el ladrón se llevo seis bultos de cemento; el segundo dos ventiladores, hamacas, una mochila de herramientas de albañilería, alimento para cerdos y un DVD. El lunes en la madrugada unl sujeto estaba cargando varios bloques en su mototaxi cuando fue sorprendido por los vecinos y entregado a la policía.

Primero negó que estuviera robando los bloques pero ya los tenía en el mototaxi. Los vecinos retuvieron el vehículo y entregaron a la policía al que más tarde fue identificado como Melchor Flores Aké,de 35 años, con domicilio en la colonia Francisco Sarabia.

No se sabe si Flores Aké es el perpetrador de los dos hechos anteriores.

Vecinos que se enteraron de la aprehensión acudieron a identificarlo y lo señalaron como autor de otros hurtos. “Lleva a los pasajeros y llegando a su destino los asalta”, dijeron algunos.

Flores Ake, ante los vecinos, negó que estuviera robando pero luego lo aceptó y dijo que lo necesitaba porque sus hijos no tenían que comer.

El caso de Flores es interesante porque en la gestión del gobierno del maestro Higinio Chan Acosta fungió como policía y en el gobierno entrante, Jaime Hernández Santos, figura en la lista de podadores de campos deportivos.

La mayor queja de los vecinos es que no es la primera vez que se detiene a Flores. Ha sido detenido otras veces pero liberado y él continúa haciendo de las suyas.

Los denunciantes de ahora, de la familia del maestro Donato Ruiz, acudirán esta mañana del martes a la Presidencia de Peto para escuchar cuál es la decisión de la justicia.

Organizados en un grupo de WhatsApp, los vecinos vigilan las 24 horas del día sus viviendas y están continuamente activos.

Por ley, el robo en vivienda es delito grave y merece cárcel sin derecho a fianza pero los denunciantes deben ir en menos de 48 horas a presentar una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (en este caso en Tekax) e informar que el acusado está retenido en la cárcel municipal de Peto. No obstante hacer estos pasos implica un gasto considerable y las víctimas prefieren dejar las cosas como están.

La ola de robos que azota a Peto es cada vez más grave. A mediados de agosto, ladrones no identificados utilizaron alguna sustancia somnífera para adormecer a una familia entera, incluidos a los perros. Rompieron los mosquiteros e introdujeron la sustancia. No supieron nada. Lo perros todavía no se recuperan del todo.

En su Facebook, el periodista comunitario Bernardo Caamal Itzá escribió esta mañana del lunes a propósito de la ola de robos: “Peto continúa en manos de la delincuencia…

Continúan los asaltos en Peto, ayer uno de los expendios de cerveza que se ubica sobre la calle 29 entre la 16 y 14 fue asaltada en las últimas horas de la tarde, ante el asombro de quienes estaban ahí, y en otras colonias como la Benito Juárez y la Fátima, [que] ya es “nido de los asaltantes”, ya ni tricicleros, ni mototaxistas ni taxistas quieren prestar sus servicios por ese rumbo, castigando de esa forma a quienes habitan esas colonias, y las autoridades locales, puro rollo… “

Top