Vigencia del Xok K’iin o cabañuelas: la observación del tiempo maya

Foto Bernardo Caamal Itzá / Un nido de yuya. En las Cabañuelas mayas los campesinos deducen el clima por venir a partir de la forma del nido del yúuyum (nombre del ave en maya)

Peto, Yucatán, México a 26 de diciembre de 2018 (Boletín del Colectivo Xok k’iin).– Las cabañuelas son un método de observación tradicional de suma importancia para los agricultores mayas de Yucatán, ya que las emplean (en el mes de enero) para predecir el clima que habrá durante los once meses siguientes: lluvias, sequías, frentes fríos y huracanes, entre otros fenómenos meteorológicos.

Hay quienes afirman que el método ya se usaba desde hace más de 2500 años antes de Cristo.

En palabras de Bernardo Caamal Itzá, el “Xox K’iin” –cabañuelas en lengua maya– es una lectura permanente de la vida y un reencuentro con nuestras raíces.

Desde hace doce años, de manera sistemática, el trabajo del colectivo que él dirige se enfoca en los conocimientos locales, pero también en los conocimientos de los otros pueblos del mundo con el propósito de generar otras maneras de ver la vida en este mundo que hoy se enfrenta al cambio climático.

Bernardo Caamal, en sus exposiciones comunitarias y en diversas universidades en países como el Perú, Guatemala y los Estados Unidos, siempre resalta la importancia de los animales –y su comportamiento– como pronosticadores del tiempo atmosférico.

AVES Y HORMIGAS

Uno de estos animales es la llamada yuya: la forma y largo de su nido indica a los milperos saben cuánta humedad o sequía se espera para los próximos tres meses.

Las hormigas, en cambio, predicen el clima de los tres días siguientes y la verdad es que ellas nunca se equivocan.

Pero en el pronóstico del estado del tiempo no solo participan los animales, sino resaltan también el papel de los árboles como bioindicadores.

En suma esta gama de conocimientos permite entender esa compleja relación que existen entre los pueblos mayas y la práctica de la agricultura, y de esa forma garantizar la obtención de sus alimentos.

Xok k’iin es un proyecto que nace desde la comunidad maya, y ha consolidado su estudio.

El Arux, tal como conocen a Bernardo Caamal Itzá, coordina este desde hace más de 12 años junto con otros profesionales y campesinos milperos.

El Xok K’iin es un proyecto de gran importancia para los diversas semillas que se cultivan en las milpas mayas.

Actualmente, el grupo comunitario ha estado buscando fondos para publicar de forma impresa sus resultados, pero mientras eso ocurre los resultados se han dado a conocer en el idioma maya y en español en importantes programas radiofónicos.

Los resultados de esta labor lo han estado dando a conocer en todo el territorio peninsular, apoyándose desde el año 2010 en las frecuencias radiofónicas de la hoy ex Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, hoy Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas

El de la región sur de Yucatán, la XEPET “La Voz de los Mayas ; la XEXPUJ “La Voz de la Selva” (Xpujil, Campeche) y XENKA “La voz del gran pueblo (Felipe Carrillo Puerto, Qroo).

Bernardo Caamal

Bernardo Caamal

subir