Organizan inédita feria de las cebollitas que “no hacen llorar”, en Ixil, Yucatán

Cartel en que invita a la Primera Feria de las Cebollitas en Ixil, Yucatán

Por primera vez en su historia más reciente, vecinos del municipio de Ixil, Yucatán, organizan la “feria de las cebollitas”, un evento que incluirá la exposición y venta de productos diversos, una pasarela del hipil y de la “guayabera”, música, danza y juegos tradicionales.

Según informaron integrantes del colectivo Maquech, rescate cultural, el festival tendrá lugar los días 25 y 26 de mayo, durante el cual el visitante podrá conocer un poco más la riqueza cultural de la población y adquirir –además de las cebollitas, moradas o blancas– diferentes productos que se producen en Ixil.

“Maquech, rescate cultural” es un colectivo de jóvenes que se ha propuesto posicionar a la población como enclave cultural en  el norte de la Península.

El festival se abrirá el sábado 25 a las ocho de la noche en la cancha deportiva principal y habrá jarana, baile moderno, trovadores, teatro a cargo de niños de una escuela primaria y un cierre de la noche con la estelar “pasarela de los hipiles”.

Asimismo, estará presente para participar Moloch Tribal, un grupo de danza femenina compuesta de cinco mujeres.

“Mujeres de diversas edades ya se han apuntado para participar en la pasarela de hipiles, y las prendas que modelarán son elaboradas en diferentes estilos y diferentes épocas”, explicó Dulce María Baquedano Argáez, integrante de Maquech.

Una pasarela de varones mostrará por su lado la evolución de la vestimenta blanca de los mestizos, pero todavía está en análisis según Dulce Baquedano.

El colectivo Maquech está formado por un puñado de jóvenes de uno y otro sexo interesados en promover a su comunidad para que crezca.

El domingo 26 en la mañana, de 10 a 2 pm habrá exposición de productos que se hacen en Ixil, desde antojitos, artesanías, miel, hortalizas, hasta las diversas presentaciones de las cebollitas. Como el día anterior, habrá antojitos regionales pero también guisos de varios tipos entre cuyos condimentos figuran las cebollitas. De modo que el visitante puede programar hacer sus comidas en este evento.

De acuerdo con un bosquejo del programa, la jornada del domingo comenzará con una invocación a los dioses en una ceremonia que se hará en el cerro prehispánico que se encuentra a espaldas de la iglesia católica.

En las ofertas musicales destaca la participación de “Emiliano y su Chancil Tropical”, quienes acuden a solidarizarse con la causa de Ixil.

Población históricamente importante en la región, Ixil brilla por haber sido encontrado ahí uno de los Chilam Balam, textos esenciales que nos revelan el espíritu de nuestros antepasados.

Uno puede leer a la entrada de la población “Bienvenido a Ixil, la tierra de las cebollitas”. Se supone que este producto es exclusivo de Ixil, pero los más informados admiten que también existen en otros lugares.

¿Pero qué tiene la cebollita de Ixil que no tienen las demás cebollas? Una característica suya es que no hacen lagrimar, cuenta Peregrina Cutz, en una entrevista telefónica. Es sabido que cuando uno corta las cebollas inevitablemente termina lagrimando, pero eso no pasa cuando se trata de una cebollita de Ixil.

El sabor de las cebollitas es dulce, y pueden comerse curtidas o cocidas en carbón, con naranja y chile, agrega Peregrina Cutz, mujer natural de Ixil. Cuenta que las hojas tiernas de esta cebollita (el áak’ le’) se consumen como la cebollina, y pueden comerse, por ejemplo, picadas finamente en huevo frito.

Cuando se levanta la cosecha, explica Peregrina Cutz, las cebollitas quedan diseminadas en el suelo. Les sale una flor que deja semillas negras. Estas flores se recogen y se secan en el humo del fuego del hogar. Ya completamente secas se las golpea y rompen para extraer la semilla limpia.

La gente peregrina a Ixil para comprar cebollitas, en opinión Peregrina Cutz, quien por su lado manufactura una muñeca bastante conocida por estos rumbos, la llamada Peregrina.

Según los organizadores en esta ocasión especial se ofertará a 50 pesos el kilo de cebollitas, y es un acuerdo tomado por los productores. En los eventos de Expocampo el kilo no es menor a los 70 pesos.

En los últimos tiempos, los vecinos de Ixil han vivido un episodio tenso a causa de los problemas de la tenencia de la tierra que afectó a muchos, y para sanar las diferencias y recuperar la confianza los protagonistas organizan y realizan actividades para fortalecer el tejido social.

El municipio de Ixil se encuentra a 24 kilómetros de Mérida, y se llega pasando por Conkal y Chicxulub Pueblo.

POR JOSÉ NATIVIDAD IC XEC

José Natividad Ic Xec es dueño, director y editor de la web elchilambalam.com

subir