El jaguar es el gran ausente en el Informe de Peña Nieto

Por Juan Carlos Faller Menéndez

Minelia Xiu, de Maní, siguiendo las huellas de jaguares en los límites de Campeche

“Durante la presente administración se dio un aumento de 800 individuos de #Jaguar en relación a su población registrada en 2010”, se lee en un mensaje de la cuenta de Twitter de la Presidencia de México (@PresidenciaMX) publicado el 11 de septiembre pasado.

Cualquiera podría creer que ese dato fue tomado del último informe de gobierno de Enrique Peña Nieto, presentado una semana antes que el twitt, y por ello me di a la tarea de buscarlo en el documento respectivo. Sin embargo, en el apartado 4.4.4, correspondiente al tema “Proteger el patrimonio natural” (páginas 494 a 501), el jaguar brilla por su ausencia. Se habla de la totoaba, la vaquita marina, el cocodrilo de pantano, los dragoncitos mexicanos, el cóndor de California, el águila real, el bisonte, el lobo gris… Pero nada del jaguar ni de los otros felinos silvestres (la mayoría de las seis especies está catalogada en México como “En Peligro de Extinción”).

Lo dicho en Twitter el 11 de septiembre, pues, no tiene referente en el VI Informe de Gobierno, del 3 de septiembre. ¿Qué pasó? ¿Por qué no se atrevió Peña Nieto a dar esa información en su último informe? ¿Por qué omitir cualquier referencia a una especie como el jaguar, tan representativa de la cultura y la biodiversidad mexicanas?

La verdad se parece a que el Presidente no se atrevió. La mentira sobre el aumento de jaguares en México, cacareada por Alejandro del Mazo Maza (titular de la CONANP) desde el mes de marzo, ya estaba muy quemada: el pasado 19 de junio se publicó en La Jornada Maya el artículo “Denuncia sobre supuesto aumento de jaguares en México” , y cuatro semanas después, en el mismo medio, se reiteró la denuncia en el artículo “Denuncia sobre mentira de jaguares, sin réplica” .

En dichos artículos se da una descripción de cómo se fabricó la mentira del supuesto aumento de 20% de jaguares en México por parte de dos investigadores del Instituto de Ecología de la UNAM (Dr. Gerardo Ceballos González y Dr. Rodrigo Medellín Legorreta), a quienes se denuncia también por la usurpación (mediante tácticas porriles) de los esfuerzos colectivos de decenas de investigadores mexicanos para la fabricación fraudulenta de la “buena noticia” sobre el jaguar.

(Para más señas, los doctores Ceballos y Medellín fueron galardonados en 2008 y 2009, respectivamente, con el premio “Por amor al planeta” de Volkswagen México, precisamente en los años en que dicha marca automotriz estaba implementando dispositivos fraudulentos para intentar engañar al mundo sobre el nivel de contaminación de sus motores diésel. Farsantes globales premiando a farsantes locales, pues.)

En dichos artículos se acusa también al titular de la CONANP de mentir abiertamente en un foro internacional (ni más ni menos que en la sede de la ONU, en marzo) sobre el aumento de jaguares en México. Pero hasta hoy, ni los dos investigadores del Instituto de Ecología de la UNAM ni Alejandro del Mazo Maza (de la CONANP) han respondido a la denuncia pública en la que se les acusa de mentirosos.

Este silencio se debe tal vez a que los indiciados no encuentran argumentos creíbles para su defensa, pues la información fraudulenta de la que se les acusa es bastante clara en su fabricación. Quizás el presidente Peña prefirió borrar cualquier referencia a los felinos silvestres (el jaguar en especial) en su último informe, antes que exponerse a más señalamientos. Aunque, eso sí, para no dejar de mentir lo hizo en su cuenta de Twitter, en una fecha (11 de septiembre) en la que el mensaje podría pasar casi desapercibido, pero con ganas de emponzoñarse.– Mérida, septiembre de 2018. jcfaller@yahoo.com.mx

Top