Mayas de Yucatán: O nos atiende o nos da el tiro de gracia el gobernador

Ejidatarios y vecinos hablan a la prensa sobre la situación de sus tierras ante los megaproyectos

Son dos opciones: “Que el gobernador atienda el problema o que nos dé el tiro de gracia.” Con esta idea cerró el comisario de Sinanché, Severiano Gutiérrez, la narración del drama que vive el ejido a causa de las empresas eólicas que quieren un parque en esa área.

“Escucho con gran sorpresa que el gobernador Mauricio Vila va a inaugurar este miércoles el parque eólico de Dzilam, y nosotros nos encontramos a sólo 30 kilómetros”, exclama.

–Entiendo que el gobernador acaba de entrar, pero para eso ha dejado a ese tal Ernesto Herrera para que maniobre la situación, porque éste está bien enterado cómo están las cosas con las empresas –añadió Severiano a quien el Registro Agrario Nacional (RAN) le retuvo su nombramiento de comisarios durante más de un año, como una manera de control. Porque él no se deja manejar.

Decidió contender a comisario Severiano Gutiérrez, contó, porque vio cómo su antecesor era manipulado por los empresarios y estos tomaban decisiones por ellos, sin ser informados los demás.

Uno de los problemas que lucha por solucionar estos días Severiano Gutiérrez –herencia de las empresas– es una deuda al SAT. Porque resulta que deben en impuestos poco más de medio millón de pesos, porque han cobrado dos facturas… y el ejido ni enterado.

“No saben ustedes cuánto he andado”, lamenta.

“Si el gobernador quiere saber cómo está la situación pues llévenle estos documentos [una abultada carpeta] para que se entere. Sáquenle copias porque yo no puedo hacerlo. Soy un campesino”, respondió Severiano Gutiérrez a los enviados de Gobernación que está preocupada por el estancamiento de los proyectos.

Porque desde el comienzo de este nuevo gobierno estatal, en dos ocasiones ha ido a verlo un funcionario de la Secretaría de Gobernación para averiguar “cómo van las cosas".

Llévenselo para que se entere y atienda el problema, o para que nos dé el tiro de gracias, afirmó.

En Sinanché dos empresas trabajan en un parque pero han actuado de mala fe, escamoteando informaciones vitales para el ejido. Se trata de Fuerza Energía Limpia Yucatán y Fuerza Energía Limpia Kukulkan.

Para el proyecto ocuparán 1089 hectáreas una y 857 hectáreas la otra.

Pero en la actualidad están desaparecidas, porque en el proceso legal que le siguen la Procuraduría Agraria no pudieron ser localizadas porque cambiaron de domicilio fiscal, contó Severiano Gutiérrez.

Cuarto en hablar en la mesa, Gregorio Hau Caamal, representante de un grupo de vecinos y ejidatarios de Valladolid que se oponen a un parque eólico en la zona, observó que el gobernador Mauricio Vila ha ofrecido asesoría a las empresas de energía renovables que incursionan en la entidad, y nosotros los pueblos mayas también nos gustaría que nos tomara en cuenta, afirmó.

Carta al alcalde de Valladolid
En una carta, el Centro Cultural y de Derechos Humanos “Casa Colibrí” , la asamblea Múuch’ Xíimbal y el comisariado municipal de Dzitnup piden al alcalde Valladolid que actúe para la inmediata detención del desmonte que ya se está realizando, en tanto se aclaran los puntos oscuros en los documentos aprobados por las instituciones. Esto, añaden, con el fin de “preservar y proteger el patrimonio cultural, espiritual y ambiental y los derechos humanos colectivos del pueblo maya”

Inmediatamente leyó una carta enviada al alcalde de Valladolid a principios de febrero pasado solicitándole detener de inmediato el llamado Parque Fotovoltaico Yucatan Solar que se instalará en el área de Ebtún y Cuncunul, además de Dzitnup –aunque ésta no fue incluida– . Hasta ahora no han tenido respuesta.

Esto, con el fin de “preservar y proteger el patrimonio cultural, espiritual y ambiental y los derechos humanos colectivos del pueblo maya”.

En la carta, el Centro Cultural y de Derechos Humanos “Casa Colibrí” , la asamblea Múuch’ Xíimbal y el comisariado municipal de Dzitnup piden al alcalde que actúe para la inmediata detención del desmonte que ya se está realizando, en tanto se aclaran los puntos oscuros en los documentos aprobados por las instituciones.

Denuncian que las consultas ciudadanas fueron hechas a modo, sin incluir a los críticos del proyecto, y realizados en días festivos cuando los pobladores difícilmente participan porque están ocupados en sus quehaceres.

Denuncian el ocultamiento deliberado de un cenote “vivo” y que es usado todavía por la comunidad para sus rituales y que ellos conocían desde 2017 pero reportaron como “una oquedad”.

Denuncian, asimismo que el área que están desmontando es un área donde tiene su hábitat jaguares y el monitoreo para detectar la presencia de estos felinos fueron hechos a modo para concluir que no los hay.

Cuatro grupos de ejidatarios fueron representados en la rueda de prensa de este día en el restaurante Los platos rotos de Frida: los ejidos de Sinanché, Ixil, San José Tipceh y Valladolid.

Cada expuso de modo sintético el drama que vive en su comunidad ante el advenimiento y la imposición de estos proyectos que llegaron con mentiras.

En San José Tipceh, Muna, se pretende talar 600 hectáreas e instalar un millón 300 mil paneles solares, y colindará a sólo 200 metros de la vivienda más cercana.

En Ixil el ejido sigue trabajando para recuperar sus tierras que durante mucho tiempo se apropió el abogado Alejandro Escoffie Gamboa, por medio de artimañas legales, manipulando a comisarios y listas de asambleas.

subir