Visitadora agraria influye en Xkalakdzonot para vender a “licenciado fantasma” 1700 hectáreas

Xkalakdzonot en el mapa de Yucatán, según Google

“Licenciados fantasmas” maniobran para hacerse de 1800 hectáreas del ejido de Xkalakdzonot, comisaría de Chankom, Yucatán, en cuyas cercanías pasaría el llamado “tren maya”, en los alrededores del llamado “zona de cenotes".

Con engaños, verdades a medias y visitas a domicilio especialmente a los ejidatarios más viejos, el comisario Sergio Noh Uc y una comitiva de cinco visitan y convencen de diversas maneras a que vendan sus tierras.

En este trabajo de convencimiento y recolección de firmas los acompaña la visitadora agraria María Valentina Pool Bolívar, quien está detrás de todo este movimiento, según vecinos de Xkalakdzonot que hablaron con integrantes de Múuch Xíinbal.

“Ha estado viniendo con frecuencia en los últimos meses, no precisamente para hacer su trabajo”, dijo una ejidataria.

“Acostumbra hacer lo que quiere en el ejido”, se quejaron los ejidatarios, quienes pidieron el anonimato para su seguridad.

Un grupo de inconformes con las ventas de las tierras, que por añadidura se hace a espaldas de una asamblea, manifestaron su descontento y su firme decisión de no vender.

Uno de los argumentos del comisario a los ancianos es el siguiente: “Ya estás viejo, pronto te vas a morir ¿no crees que es justo que disfrutes un poco de la vida con un poco de dinero?”.

Para desgracia de los opositores a la venta, muchos abuelos se dejan convencer y firman la hoja en blanco con que anda el comisario y que luego –como suele suceder– usará para formalizar un eventual fraude.

“Pero si nuestros abuelos hubieran pensado como esos que venden ahora, dónde estaríamos nosotros viviendo hoy día”, exclama una señora mayor.

Una asamblea informal –sin convocatoria, pero en la que se recogieron firmas– tuvo lugar el sábado 29 pasado y en ella se informó de la venta. Hubo discusión pero la mayoría de los asistentes vio con buenos ojos la venta y el ingreso que prometen. No se informó quién está comprando. Sólo un “licenciado".

La propuesta es que cada uno de los 176 ejidatarios venda diez hectáreas al licenciado desconocido. Éste pagará 60 mil pesos a cada ejidatario por sus tierras, que equivale a seis mil pesos la hectárea y a sesenta centavos el metro cuadrado.

Un mapa contenido en la publicación del Cicy

Sin embargo, no todos están confiados, entre ellos los que se oponen a la venta. Una experiencia anterior les enseñó a desconfiar cuando se hable de vender. En una ocasión aceptaron vender una gran cantidad de cedros, pero luego el comprador no pagó lo prometido y muchos otros nunca recibieron su parte.

A todo esto no es ajeno el alcalde, Roger Cimé Mis. Según los inconformes, ha prometido pagar de sus propios bolsillos la mitad de lo que cueste la elaboración de los documentos de compraventa, “para ayudarlos”, pues se trata de tierras de uso común, no parcelada todavía.

Es del pueblo sabido que la visitadora agraria María Valentina Pool Bolívar es incondicional del alcalde de Chamkom. Según vecinos de esta cabecera, aunque está radicada en Valladolid, donde la ha asignado el Registro Agrario Nacional (RAN), ha comprado un terreno en esa cabecera.

Es el cuarto periodo de gobierno de Roger Cimé Mis, quien tiene fama de hacerle la vida difícil a sus enemigos políticos.

Con “alto grado” de marginación, Xkalakdzonot se ubica al sur de Pisté y su población no alcanza un millar.

La llamada Cuarta Transformación cabalga en unos aspectos pero gatea en otras, como en los asuntos agrarios en Yucatán donde el despojo de tierras continúa con ayuda de sus visitadores.

Cuatro meses después de que el procurador agrario en Yucatán, Alfredo Ramírez, prometiera en el Congreso local, en una reunión con representantes ejidales, poner en orden a los visitadores, estos siguen haciendo de las suyas.

Un alcalde "generoso"
A todo esto que ocurre en Xkalakdzonot no es ajeno el alcalde, Roger Cimé Mis. Según los ejidatarios inconformes, hombres y mujeres, el alcalde ha prometido pagar de sus propios bolsillos la mitad de lo que cueste la elaboración de los documentos de compraventa, “para ayudarlos”, pues se trata de tierras de uso común. Asimismo, se sabe que la visitadora Valentina Pool es colaboradora cercana suya.
subir