Los pájaros son las primeras víctimas de los megaproyectos eólicos en Yucatán

Bernardo Caamal el sábado en la Casa de las Chapas, Xocen

Xocen, Valladolid, 3 de febrero (MayaPolitikon).– Las aves son las primeras en perecer a causa de la deforestación en marcha para instalar los grandes proyectos de producción de energía eólica en Yucatán, advirtió el agrónomo Bernardo Caamal Itzá, ante observadores de pájaros reunidos en Xocen, en la Cuarta Pajareada Maya del año que organiza la cooperativa de jóvenes profesionales lugareños denominados Yucatan Jay.

En una exposición sobre la importancia del Xok K’iin de los mayas, el comunicador originario de Peto recordó que hoy día un puñado de megaproyectos que se están implementando en el territorio maya amenaza con dejar sin hogar a los pájaros y pone en grave riesgo el ecosistema del territorio.

Aves y abejas son las primeras sucumbir en un escenario donde los árboles son derribados y el crecimiento de los arbustos es controlado con pesticidas.

En su presentación, Caamal Itzá recordó que para formarse un escenario del pronóstico del clima para un año, los decenas de voluntarios de la asociación Xok K’iin monitorean el comportamiento de los árboles y los pájaros, lo que ellos llaman bioindicadores.

El canto del pájaro es un indicador para el observador del Xok K’iin. La floración de ciertos árboles es también un indicador. Por ejemplo, señala, “en 2012 el béek (roble) y el ya’ax che’ (ceiba) dejaron de florecer y sólo volvieron a hacerlo en 2016 y 2017, y esto nos indica algo”. En años pasados el  comportamiento del béek   era típico. Es decir, perdía todas sus hojas. El árbol queda completamente desnudo y a los tres días las hojas nuevas comienzan a brotar y casi enseguida comienza a florecer pero muy escasamente, explica el director del colectivo.

Si bien el canto del pájaro es un indicador clave para el integrante del Xok K’iin, señala el Premio Atkins 2003, depende en qué momento del día lo hace.

Ante un grupo de observadores de pájaros reunidos en la gran “casa de los pájaros”, ubicado a un costado del sacbej Xocen-Kanxoc, Bernardo Caamal informó que no está abandonado el proyecto de elaboración de un libro sobre el Xok K’iin y que muy pronto se dará a conocer los resultados de las observaciones correspondientes a 2018.

La Casa de las Charas en Xocen, sede de los pajareros de Yucatán Jay

A la débil luz del reflejo de la luz del proyector en la pantalla, el epigrafista Gregorio Hau, de Valladolid, autor de las inscripciones impresas en la camiseta del colectivo Xok K’iin, explicó en palabras sencillas la formación de los motivos, e invitó a adquirirla por 100 pesos.

La camiseta blanca con impresiones negras y un folleto sobre el Xok K’iin (cuyo costo es de 30 pesos) forman el paquete que promociona el colectivo para solventar algunos gastos que derivan de su trabajo comunitario.

Si bien el Xok K’iin es una manera antiquísima de observar y pronosticar la vida, tras la llegada de los españoles se fusionó de alguna manera con las Cabañuelas (española), el método sigue siendo válido. Argumentó que un cotejo (a posteriori) de los pronósticos del Xok K’iin con el comportamiento del clima se comprobó el 70% de coincidencias.

Yucatan Jay tiene su sede en Xocen, Valladolid, y a su favor hablan su perfecto conocimiento del terreno, son originarios del tierras mayas, varios son mayahblantes y todos son profesionales universitarios.

La Cuarta Pajareada Maya de este año duró dos días efectivos, desde el sábado en la mañana hasta el domingo 4 a media tarde, e incluyó eventos más culturales como una función de teatro el domingo y un momento de narración de leyendas mayas en sábado en la noche.– Xocen, 3 de febrero de 2018.

Carreras de fotógrafo para la foto del recuerdo, el sábado, en Yucatán Jay

Top