Universidad “indígena”, no “intercultural”, exigen los mayos en Sinaloa

Estudiantes universitarios en la Universidad Indígena de México, en el Fuerte, Sinaloa

Estudiantes de la Universidad Indígena de México, en el Fuerte, Sinaloa (foto prestada en eldebate.com.mx)

Egresados de la Universidad Autónoma Indígena de México y pueblos indígenas de la etnia yoreme mayo de Sinaloa y Sonora rechazan un decreto gubernamental para cambiar el término “indígena” por el de “intercultural”.

En un comunicado enviado a diversos medios, los firmantes consideran que esta medida del congreso local contra la Universidad creada en 2001 y ubicada en la población de Mochicahui, municipio de El Fuerte, Sinaloa, es un ataque a las etnias, un ataque a “su identidad y desarrollo educativo”.

Afirman que “el cambio de nombre no solo agrede a nuestras etnias, sino también a nuestro país, ya que es la única universidad en México que es reconocida e identificada desde su origen y nombre como una institución que apoya, protege y busca la igualdad educativa de los pueblos indígenas… “

Los firmantes esgrimen leyes nacionales e internacionales para sustentar sus peticiones, y exigieron que se realice una “consulta indígena” para ver si el pueblos aprueba o no el cambio de nombre de la institución. Recordaron también que la Universidad fue creada con medios materiales de los pueblos, con su participación, y que en las normas se obliga al gobierno en turno a consultar a los pueblos a la hora de elegir rector, lo cual nunca se ha hecho.

Desmienten las razones oficiales que motivan el intento de cambiar el nombre, pues de la Universidad Indígena han habido egresados de 21 estados de la República, 27 etnias y profesionales de países de Centro y Sudamérica, como Ecuador, Nicaragua, Venezuela, Guatemala y Colombia.

Lo que buscan con ese decreto firmado el 27 de julio pasado sólo es “incautar los ingresos de la universidad protegiendo los intereses de personas que no saben dirigir una institución tan noble como lo es nuestra universidad”, denuncian.

Es claro que lo que se objeta es el cambio de “denominación”, y no la desaparición de la universidad como tal pues la institución no desaparecerá.

Según el gobierno de Sinaloa, este cambio de la palabra “indígena” por “intercultural” permitirá a la institución mayores oportunidades.

“Hemos cedido en otras ocasiones creyendo en que sería la mejor manera de facilitar el crecimiento de dicha institución, pero al darnos cuenta de que esta actitud solo permite que se sigan vulnerando y atropellando nuestros derechos.”, se quejan.

El comunicado recuerda que de acuerdo con la Ley Orgánica de la UAIM (publicada en el P.O. No. 146 segunda sección del 05 de diciembre de 2001), “Se crea la Universidad Autónoma Indígena de México, como una institución pública de educación superior

Descentralizada del Estado con personalidad jurídica y patrimonio propios, bajo el régimen autónomo. Su domicilio será la población de Mochicahui, municipio de El Fuerte, Sinaloa, México. Podrá establecer dependencias educativas en diversas localidades del Estado de Sinaloa y fuera de éste si así lo requiere para alcanzar sus propósitos.

Por lo anterior, agrega, ninguna autoridad municipal, estatal y federal podrá enajenar o definir el destino de los bienes que integran su patrimonio, de modo que el decreto 624 del H. Congreso del Estado de Sinaloa con fecha del 27 de julio del año en curso, violenta nuestra autonomía por lo que solicitamos la intervención de la Auditoría Superior de la Federación y la protección Federal.- Mérida, 22 de agosto de 2016.

Top