En solidaridad con Bernardo Caamal Itzá, colega y amigo

Bernardo Caamal (izquierda) en una reunión de trabajo en Mérida. Con él la comunicadora Yasmin Gaspar, el programador y activista Lorenzo Itzá y un servidor, el cronista

Mérida, 8 de mayo de 2018 (José Natividad Ic Xec, elChilamBalam).– En Peto hay una persona que tiene todas las cualidades para ser alcalde (sin importar el partido) y ese es Bernardo Caamal Itzá, alias el Arux Duende del Mayab. Por su profesión, su carrera como servidor público, su dinamismo y honestidad, pero sobre todo por su amor al pueblo (que Peto sigue siéndolo a pesar de los dólares).

Por otra parte, quién no conoce sus dotes de comunicador durante años en XEPET La voz de los mayas o los reconocimientos recibidos en México o en el extranjero por su trabajo cultural.

En este pueblo grande, los enemigos políticos de Bernardo Caamal no tienen idea de las situaciones que ha superado nuestro amigo, las pruebas que lo han fortalecido. Cuando pienso en esto, pienso al mismo tiempo en los cabecillas del PRI “de las caravanas” del pueblo y los comparo. Es un gigante Bernardo Caamal al lado de estos petuleños alzados, caciquillos hijos de los caciques de ayer, pero al final de cuenta chéen mejen áak wíinik.

Es la tercera vez que Bernardo compite por este cargo bajo la misma bandera amarilla, y a nuestra observaciones expone una razón adicional : “Es ésta la única oportunidad de explicar de cara a la población la clase de gente que se ha adueñado de Peto y no lo ha dejado prosperar”.

Dos hombres han entrado este lunes 7 de mayo en la casa de Bernardo Caamal, han amenazado a una de sus hijas y se han llevado todos los aparatos electrónicos del comunicador, salvo su teléfono que llevaba consigo. Hace cuatro años sufrió un ataque similar pero en Mérida. También lo despojaron entonces de su equipo y lo agredieron. (Sin mencionar cuando lo boicotearon en su Facebook por la “gente bien” del pueblo por publicar el maltrato de un sacerdote a una quinceañera.)

Sabe Bernardo Caamal quiénes están detrás de estos ataques. Seguro interpondrá una denuncia que también sabemos quedará archivada, porque en este sistema priista que nos gobierna unos y otros se cubren la espalda.

Pero hace treinta años las cosas no eran diferentes. Ingenuo políticamente no entendía el cronista cómo mis honorables profesores de la Secundaria podían estar aplaudiendo en un mitin del PRI. Que enviaran a los policías a detener a mis compañeros de escuela porque le gritaron al orador una mala palabra. Vi cómo mi hermano mayor huía de Peto y se escondía durante días en Mérida porque habían enviado a los soldados por él.

Las cosas no han cambiado en estos días en la manera de hacer política en mi pueblo. En diciembre de 2017, con unas cervezas encima, un primo mío (del PAN) le reclamó a un compañero de mesa (del PRI) “por qué le habían enviado los soldados a madrearlo” en X elección.

Hay honor en la política, aunque eso no garantiza de ningún modo un triunfo. Pero en cualquier ámbito es para nosotros válido aquello de que es mejor sufrir una injusticia que cometerla. Pero también pensamos que hay que terminar bien las cosas una vez comenzadas. Y Bernardo como comunicador tiene la palabra.

Sirvan estas líneas para solidarizarnos con Bernardo Caamal Itzá, amigo nuestro y  colaborador de elchilambalam.com, mayapolitikon.com, radio.elchilambalam, y desde aquí le reiteramos que seguiremos andando ese camino proyectado todo el tiempo que sea necesario.

Top