Mujeres, la fortaleza de Ajau en 22 años explorando grutas de Yucatán

En la cueva Xpukil, en Opichén, Yucatán.

El Grupo Espeleológico Ajau se formó en el año de 1997 a partir de la iniciativa de un grupo de alumnos y un profesor de la Facultad de Ciencias Antropológicas. En sus inicios el interés por las cuevas se enfocaba básicamente en la exploración y la aventura. Sin embargo, también ya existía un incipiente rigor en la técnica de conocer las grutas y había cierto nivel de registro que permitía la descripción de las cavernas visitadas.

La persistencia de los integrantes de Ajau en las exploraciones de los subterráneos naturales condujo al grupo a buscar la capacitación con personas que sabían del tema. Con esto poco a poco, se adquirieron más y mejores técnicas espeleológicas, aumentó la calidad de los registros con instrumentos más sofisticados y se logró la elaboración de planos topográficos.

Desde un principio se consolidó un grupo de personas que tomaron conciencia de que la espeleología es mucho más que un paseo o un deporte extremo. Este grupo inicial introdujo la seriedad y la disciplina que requirió esta actividad científica. Al mismo tiempo este núcleo de integrantes empezó a lograr resultados académicos, especialmente en el campo de la arqueología y la antropología social. Posteriormente se fueron uniendo miembros con especialidades como biología,  medicina, legislación sobre medio ambiente. Todo estos avances se lograron sin dejar de gozar de la belleza de las cavernas y la emoción de explorarlas .

Un integrante de Grupo Ajau camina en la gruta Calcetok, Opichén, Yucatán

Otro aspecto en que se evolucionó mucho fue en la seguridad y uso del equipo apropiado para hacer las incursiones en el mundo subterráneo. Se consultaron a otros grupos de otras partes del país y del mundo para confirmar la certeza de las normas para explorar grutas. Simultáneamente los espeleólogos de Ajau adquirieron el equipo adecuado, como cascos, lámparas, cuerdas arneses y demás aparatos que garantizaran la seguridad durante las expediciones.

Uno de los primeros beneficios que el grupo otorgó a sus integrantes fue el apoyo que se le dio a quien lo necesitara para la elaboración de sus tesis profesionales cuando el tema se relacionaba con las cavernas. En esta fase de la historia de Ajau, los miembros practicaron la interdisciplina, pero la exploración y el estudio de otras cuevas no se detuvieron, sino continuó en función de otras metas.

 Desde el principio de su existencia el Grupo Ajau estuvo conformado por una mayoría de mujeres, quienes demostraron toda la capacidad y entereza para realizar cualquier labor igual o mejor que los hombres. A muchos intriga esta circunstancia pero el grupo ha funcionado durante más de 21 años sin algún inconveniente y si con un progreso constante. Posiblemente esta mayoría femenina sea el factor que le da su gran fortaleza. 

Posteriormente el Grupo Ajau decidió establecer requisitos de admisión a los aspirantes a ingresar al grupo para garantizar que entendieran desde el principio los objetivos de Ajau, que son básicamente la exploración, el registro y el análisis de la información obtenida de las cuevas para determinar sus condiciones y, en la medida de lo posible, procurar la conservación de sus atributos naturales y culturales.

CONTACTO:

www.ajau.org.mx 

 @grupoajau/ en Facebook

[email protected]  

@aktunmeyaj en Twitter


Grupo Ajau posa con los guías de las grutas de Santa Rita, en Chemax, al oriente de Yucatán

Cuando los aspirantes empiezan a participar en las expediciones se les  capacita en las áreas que comprende la espeleología y se le sugiere elija un tema de su preferencia para que se especialice y su actividad tenga rumbo definido.  Hoy día el grupo está conformado por dos arqueólogas, dos médicos cirujanos, una antropóloga física, una licenciada en turismo, dos especialistas en zooarqueología, una abogada, una ingeniera química y un antropólogo social. El común denominador de todos es el conocimiento teórico y práctico de la espeleología.

VÍNCULOS CON LA COMUNIDAD

El Grupo Ajau, estrechamente vinculado con las ciencias sociales, tuvo la actitud permanente de buscar el vínculo amistoso con los guías locales de las numerosas comunidades que visitaba. La interacción con estos guías permitió entender mejor el contexto histórico y social en torno a las cuevas que se exploraban. Gracias a esta actitud, Ajau llegó a tener muchos contactos, informantes y amigos en casi todo Yucatán. Además del mutuo aprendizaje, los guías locales informaban al resto de la población y a las autoridades nuestros propósitos al entrar a las cuevas, lo cual siempre se hizo con el debido respeto a sus creencias tradicionales.

Hacia el año 1999 las autoridades del municipio de Mérida solicitaron la colaboración de Ajau para realizar un censo de las cavidades que se encuentran en su jurisdicción. Posteriormente otras instancias gubernamentales, estatales y federales solicitaron el apoyo de Ajau en casos en que dichas instancias lo consideraban necesario.

Desde luego, el Grupo Espeleológico Ajau ha tenido una especial relación con el Instituto Nacional de Antropología e Historia en virtud de que las cavernas fueron usadas por los mayas desde tiempos prehispánicos lo que dio lugar a que en dichas cavidades estuvieran depositados muchos elementos arqueológicos que forman del patrimonio cultural de la Nación.

Respeto a las creencias tradicionales
Antropólogo Carlos Evia Cervantes
El Grupo Ajau tiene la actitud permanente de buscar el vínculo amistoso con los guías locales de las numerosas comunidades que visitaba. La interacción con estos permitió entender mejor el contexto histórico y social en torno a las cuevas que se exploraban. Además del mutuo aprendizaje, los guías locales informaban al resto de la población y a las autoridades nuestros propósitos, lo cual siempre se hizo con el debido respeto a sus creencias tradicionales

Imagen de recuerdo de la primera expedición de Grupo Ajau, 25 de febrero de 1997

El 25 de febrero de 1997 el grupo de personas que habría de formar Ajau hizo su primera expedición en una comisaría de Mérida, y el 25 de febrero de 2005 se inscribió a la Unión Mexicana de Agrupaciones Espeleológicas (UMAE), estableciendo formalmente el nombre Grupo Espeleológico Ajau. A partir de entonces empezó a asistir a los congresos de la UMAE cada dos años en distintas partes del país y en todos estos eventos Ajau ha llevado ponencias que son productos de las investigaciones realizadas en el ámbito local. Hoy día una integrante de Ajau ocupa la presidencia nacional de la UMAE. [También puede interesarte Tres pasadizos del inframundo maya en Huhí ]

ANFITRIÓN DE UN EVENTO NACIONAL

En el año de 2013, con trece miembros activos, Ajau fue el grupo anfitrión que coorganizó junto con la UMAE el XI Congreso Nacional Mexicano, en la ciudad de Mérida, en el edificio principal de la Universidad Autónoma de Yucatán, institución que respaldó, en toda la extensión de la palabra, el congreso.

Las expediciones del Grupo Ajau han continuado desde su fundación, y en los últimos 15 años se ha colaborado con espeleólogos de otros estados de la República Mexicana, de Europa, Estados Unidos y Américas del Sur. Justo es mencionar de manera especial a Christian Thomas, espeleólogo francés con quien se trabajó en campo y se coeditó un libro dedicado a las cuevas de Yucatán (Las cuevas de Yucatán). Esta obra fue publicada en Francia y en México en sus respectivos idiomas. Además de este libro, los miembros de Ajau han logrado numerosas publicaciones que son distribuidas entre especialistas y público general.

Por otra parte, Ajau se ha vinculado con los grupos locales de espeleología y de espeleobuceo con los que participa en labores de limpieza de grutas y cenotes. Los integrantes de este grupo también exponen los resultados de sus investigaciones en congresos locales, nacionales e internacionales.

Acorde con los tiempos y con el mayor rigor democrático, el Grupo Ajau se gobierna a través de una directiva que es electa por los mismos miembros y que se renueva o reelige cada dos años, pero tiene como límite una sola reelección. Cada reunión de trabajo se registra por escrito en actas y así se conforma parte de la historia del grupo y de sus planes. La otra parte de esta historia está en las bitácoras, diagnósticos, reportes e informes que se generan después de cada expedición.

SENTIDO SOCIAL DE GRUPO AJAU

En los últimos años, Ajau ha sido requerido por cooperativas, ayuntamientos e incluso empresas privadas para solicitar los servicios de este grupo que día a día crece y aporta a la espeleología de Yucatán. Ajau responde a cada solicitud con un sentido social y con mucha responsabilidad ante cualquier encargo.

Con todo el desarrollo que el Grupo Ajau ha tenido en cuanto a formalización de sus métodos de trabajo, su normatividad interna y el esfuerzo por difundir sus resultados, no ha disminuido la emoción y la alegría para seguir penetrando al reino oscuro del inframundo.

Por CARLOS AUGUSTO EVIA CERVANTES
Antropólogo de profesión, fungió como profesor titular en la Facultad de Antropología de la UADY, de donde se jubiló el año pasado. Es miembro fundador del Grupo Espeleológico Ajau.
subir