El director del INAH se burla de los que se oponen al llamado “tren maya”

Diego Prieto Hernández, director general del INAH. Foto: Melitón Tapia, INAH.

MÉRIDA, Yucatán, 15 de diciembre de 2018 (MayaPolitikon).– El reelegido director del INAH, Diego Prieto Hernández, se burló de los opositores del megaproyecto  “tren maya” y reiteró que los del INAH “no podemos condenar al país a que no avance”.

En el INAH no estamos para detener el progreso del país, dictaminó.

“Hay compañeros [que se oponen a diversos proyectos de desarrollo], ahora ya no habrá trenes, no habrá aeropuertos, no habrá carreteras…”, criticó.

A estos detractores, que dizque apuestan por un “comunismo primitivo", les preguntó si serán capaces “de abrevar del ejemplo de Pol Pot de lo que significa esto”, lo que arrancó risas a los presentes. (Escuchar audio a partir de 2:50 minutos.)

 

Pol Pot fue un genocida dictador de Camboya, quien “ruralizó” el país desalojando ciudades y condenando a trabajos forzados de campo a miles de camboyanos.

“LOS MEGAPROYECTOS SEGUIRÁN LLEGANDO"

Los megaproyectos, como el tren maya y el proyecto transísmico, seguirán llegando porque el desarrollo debe continuar, afirmó Prieto en un audio que circula en redes de WhatsApp y que llegó a MayaPolitikon.

En cambio, los megaproyectos en la Península ofrecen una oportunidad para integrar en el campo laboral a los jóvenes, señaló Diego Prieto en un evento cerrado.

Agregó que estos megaproyectos, como el del “tren maya”, abren un panorama prometedor para el INAH en la Península de Yucatán porque será posible integrar a cientos o a miles de jóvenes profesionales en las tareas del cuidado del patrimonio.

Esto será una manera de combatir a la desigualdad, “germen de la corrupción”, y una manera de cuidar el patrimonio arqueológico en la Península de Yucatán, señaló Prieto.

No obstante, dejó en claro que habrá que tener en cuenta la sustentabilidad, la voluntad de la gente que habita el área del proyecto y que esta gente se beneficie. “Ya no más proyectos como Cancún [Quintana Roo] o Huatulco [Oaxaca] donde sólo se benefician las cadenas hoteleras y las trasnacionales”, pero para la gente “cero beneficios”, señaló.

MayaPolitikon no pude averiguar qué día y dónde tuvo lugar el evento donde habló Diego Prieto.

LA DISCUSIÓN DEL TEMA EN EL ÁREA MAYA

En la Península de Yucatán hay una discusión viva sobre la conveniencia del “tren maya”.

Una base comunitaria, representada en diversas organizaciones del área, manifiesta su descontento y ha dicho no a un proyecto que es impuesto y que por lo tanto violenta sus derechos de libre determinación como pueblo.

Por otra parte, un puñado de organizaciones que dicen representar a los pueblos, pero que son conocidos incondicionales de lo gobiernos en turno, han salido a dar la bienvenida al tren maya, haciendo desplegados, dando entrevistas, usando sus redes sociales.

En medio de esta efervescencia, discretamente, el partido político en el poder, Morena, ha ido colocando en lugares clave a conocidos operadores (a “líderes indígenas” de profesión) y otros no muy conocidos (“resucitándolos” del inframundo político) con el fin de allanar las vías que transitará el “tren maya”, señalan observadores.

Según el proyecto, de concretarse, abarcará 1500 kilómetros en cinco estados que abarcan al área maya: Yucatán, Campeche, Quintana Roo, Chiapas, Tabasco.– Mérida, Yucatán, diciembre de 2018.

INAH
subir