Ejidatarios de Ixil anulan una asamblea de hace 4 años y quitan poder a sus abogados

Los ejidatarios acudieron a la cita de este viernes, preocupados sobre el estado de sus tierras en Ixil, Yucatán

Con 138 votos a favor, el ejido de Ixil, Yucatán, anuló una asamblea de hace cuatro años en la que firmó una carta poder a favor de su abogado, y votó para que se anulen todos los trámites que éste haya hecho en todo este tiempo transcurrido.

Tras una asamblea que duró poco más de tres horas, venciendo el temor que estaba a flor de piel, los ejidatarios decididieron continuar en su lucha por recuperar legalmente sus tierras.

Una carta poder que en 2014 otorgaron al abogado Alejandro Escoffié Gamboa y a su asistenta permitió que estos parcelaran las tierras y la “privatizaran” ( es decir, las vendieran) sin conocimiento de los dueños legítimos.

Hasta hace unas semanas, los ejidatarios de Ixil no sabían el estado en que estaban sus tierras porque el Registro Nacional Agrario (RAN) les negaba sistemáticamente el acceso a sus documentos. La explicación que les daban es que ellos había cedido el poder a sus abogados, Alejandro Escoffié y colega.

La asamblea de este viernes 22 transcurrió tranquilamente, gracias, según algunos ejidatarios, a la presencia de dos antimotines de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Previamente, los abogados del ejido habían solicitado a la SSP su presencia ante eventuales actos de violencia que serían incitados por terceras personas que resultarían perjudicadas de lo que resulte la asamblea.

De hecho, según testigos fueron identificadas a varias personas que no son de la comunidad.

En la asamblea estuvo presente el propio Escoffié Gamboa, acompañado de un grupo con el que suele ser visto –según testigos–, entre ellos uno que registraba todo en video.

Poco antes de las 11:30 de la noche, se dio por concluida la asamblea con lo que se cerró una etapa del proceso de recuperación de la autonomía del ejido.

Sólo 43 votaron a favor de que Escoffié Gamboa permaneciera fungiendo como representante del ejido, cantidad que fue rebasada por los 138 que votaron en contra.

En la asamblea estuvo presente, como había prometido a los ejidatarios de Ixil, el delegado de la Procuraduría Agraria en Yucatán, Alfredo Ramírez Gómez. Llegó el funcionario unos minutos después de las ocho de la noche, tras lo cual se inició el evento.

El temor era real, pero los asistentes vencieron el miedo y votaron por anular una decisión presuntamente tomada hace 4 años

Contrariamente a lo esperado por los ejidatarios, no se presentó un observador de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, oficina foránea en Mérida, Yucatán . Según el oficio correspondiente, la CNDH habría designado al visitado Marco Antonio Franco Maldonado. El oficio de solicitud tienen fecha 12 de febrero de 2019.

En cambio, acudieron e hicieron quórum 230 ejidatarios que cada ez están más conscientes y preocupados por el estado en que se encuentran sus propiedades.

“Realmente muchos no entienden bien el asunto, pero también son muchos los que ya entienden con claridad lo que está ocurriendo”, señaló Esteban Cen Cocom.

A la asamblea asistió una delegación del ejido de Conkal, que igualmente padecen el despojo de sus territorios y libran largas batallas legales que parecen no tener fin.

“Venimos a expresar nuestra solidaridad”, dijeron los conkaleños de la Comisión de Transparencia del ejido.

Fue en vano la advertencia del visitador agrario presente en la asamblea: remarcó que la decisión que tomaran los ejidatarios les afectaría económicamente, ya que el abogado Escoffié los demandaría por los daños que le causarán con su decisión.

El procurador Ramírez Gómez destrabó en algún momento las discusiones y dejó en claro que no está a favor de ningún grupo, sino que señala estrictamente lo que indica la ley.

“Muchos son lo que temen, especialmente por los gastos que implicarán realizar nuevas gestiones (por ejemplo nuevas mediciones topográficas), pero incluso así votaron para que termine esta situación en que estamos”, señaló Cen Cocom.

 

subir